Editorial

0_48478_1

Análisis de los datos de desempleo

La semana pasada conocimos los datos de desempleo en Cieza. Según fuentes oficiales del Servicio de Empleo y Formación de la Región de Murcia el número de desempleados se sitúa en 2878, lo que supone un descenso de 190 personas. Agricultura, con 138 empleados más, e Industria, con 54, son los sectores más pujantes.

A primera vista son datos positivos. Lógicamente, cualquier descenso en la tasa de desempleados lo es. Alivia la economía familiar, ya de por sí muy castigada, y la general en su conjunto. Pero estos datos requieren de un análisis más exhaustivo.

Agricultura encabeza el descenso de los desempleados y para ello debemos observar en la época en la que nos encontramos. En un municipio como el nuestro, que tiene un acentuado desempleo cíclico y estacional pues depende en exceso del sector agrícola, este es un comportamiento normal ya que acaban de iniciarse las tareas de poda en el sector agrario. Y en relación con el descenso de 54 desempleados en la industria cabría preguntarse cuántos de estos empleos son debidos al sector agroalimentario de las cooperativas, pues entonces, también, estaríamos ante un comportamiento cíclico.

Somos conscientes del reducido margen que las competencias municipales otorgan al Consistorio en materia laboral. No está tanto en su mano como sí en la del gobierno regional, en el nacional o en la patronal. Pero sí se pueden tomar medidas oportunas como el incentivo fiscal y de suelo industrial para la atracción de empresas, como el acuerdo con Golosinas Vidal. Aunque todavía debemos comprobar en cómo repercutirá en los ciezanos y ciezanas.

Otros municipios de Murcia han crecido exponencialmente en las últimas décadas en materia demográfica y de empleo, como son los casos de Molina de Segura y Alcantarilla, ya que su economía no depende en exceso de un determinado sector. En nuestro caso sí dependemos demasiado de la agricultura, y todavía más si cabe tras el retroceso de la construcción.

Estos municipios deben ser el espejo por el que guiarnos para que nuestros vecinos no se vean forzados a trabajar fuera de la localidad e incluso a cambiar de residencia. Hay que motivar a las empresas a que se establezcan en Cieza, ofreciéndoles los suficientes incentivos para atraerlas. Se debe seguir en la línea que se ha emprendido con el caso de Golosinas Vidal. De esta forma dejaríamos de ser un municipio con un acentuado desempleo de carácter estacional. Aún así, los datos conocidos este mes, suponen un importante alivio para las economías de esas casi 200 personas y sus familias, y por ello nos congratulamos.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario