Ascoy debate su constitución como pedanía

ascoy-debate-su-constitucion-como-pedania

La mesa redonda, organizada por la concejala de Participación Ciudadana, Nerea Martínez, congrega a los vecinos

Crónicas de Siyâsa/Concejalía de Participación Ciudadana

Este martes, organizada por la concejala de Participación Ciudadana, Nerea Martínez, que actuó como moderadora, tenía lugar en el centro ‘La Casica’ de Ascoy una mesa redonda informativa-formativa sobre las ventajas de las pedanías. Como ponentes invitados, Ginés Mirón, vocal de la murciana pedanía de San Ginés; Francisco García, alcalde pedáneo de La Fuente del Pino de Jumilla; y Antonia Camacho promotora de la pedanía del Paretón-Cantareros de Totana. También estuvieron presentes, el primer teniente de alcalde, Francisco Saorín, el concejal de Hacienda, Antonio-Ignacio Martínez-Real y los concejales no adscritos Ana Belén Corredor y Francisco Caballero.

Tras la presentación del acto por parte de la concejala de Participación Ciudadana, que lo enmarcó como necesario para clarificar dudas y dotar a los vecinos de las herramientas necesarias para recorrer el camino hasta convertir Ascoy en pedanía, los ponentes relataron sus experiencias en diferentes núcleos poblacionales de una región que cuenta con más pedanías que municipios. La conclusión fue que “cada pedanía tiene una forma diferente en cuanto a la elección de sus representantes y la gestión de las necesidades de la misma”.

Ginés Mirón, señaló el importante avance en la dotación de infraestructuras que ha supuesto la consideración de pedanías en Murcia desde que se iniciara el camino a mitad de los años noventa en Murcia; un municipio que cuenta con cincuenta y cuatro pedanías, precisando que en su caso la Junta Vecinal administra un presupuesto de 73.000 euros anuales para pequeñas inversiones y gastos. Asimismo, explicó que la composición de la Junta Vecinal es proporcional a los resultados obtenidos por los partidos políticos en las elecciones municipales y los componentes de la misma son designados por estos.

Por su parte, Francisco García, alcalde de una pedanía de 200 habitantes, dijo que en su caso es el Ayuntamiento el que tiene las competencias para realizar las inversiones precisas, mediante una cuantía económica que se asigna anual y globalmente para todas las pedanías de Jumilla y que se reparte según necesidades previamente propuestas por los vecinos. “La función del pedáneo -aclaró- es la de recoger las necesidades que plantean los vecinos y hacerlas llegar al consistorio”. En el caso de Jumilla, los pedáneos son elegidos por los vecinos.

Finalmente, Antonia Camacho, representante de un núcleo poblacional similar al de Ascoy, 1.700 habitantes, relató que El Paretón-Cantareros inició su andadura como pedanía en el año 2.000, ante la carencia de infraestructuras y abandono del lugar.  Señaló que actualmente existe además del pedáneo, que funciona como portavoz de los vecinos ante el consistorio una asociación de vecinos que, además de organizar las fiestas, propone las mejoras necesarias y hace un seguimiento de las mismas. Asimismo, hizo hincapié en los importantes avances conseguidos en la mejora de las infraestructuras de la pedanía, concluyendo que “la pedanía es un barrio más y tiene que tener servicios”.

El acto concluyó con un animado coloquio por parte una veintena de vecinos que acudieron al debate, centrado especialmente en los servicios y competencias para gestionar los recursos económicos que tendría Ascoy, cerrado por la concejala de Participación Ciudadana que sugirió como hoja de ruta la necesidad de que los vecinos de Ascoy debatan el modelo a seguir para acordarlo posteriormente con el Ayuntamiento y plasmarlo en la imprescindible reforma del Reglamento de Participación Ciudadana.

 

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario