“La campaña de fruta ha sido muy mala debido a los bajos precios”

campana-fruta-muy-mala-debido-bajos-precios
   Imagen de Cieza.es

No ha habido superproducción, porque toda la fruta se ha consumido, pero sí ha sido una cosecha “completa”, un 25 o 30% más abundante que en un año normal, con unos 200 millones de kilos de fruta de hueso en la zona de Cieza. No obstante, el Brexit, el veto ruso, la saturación en los mercados europeos por los meses todavía de frío al principio de la campaña, la alta inversión en mano de obra y, sobre todo, los salvajes márgenes comerciales de entre un 500 y un 800% son las causas apuntadas por los sindicatos agrarios

Crónicas de Siyâsa/Cieza.es

Juan Pedro Martínez, responsable del sector de albaricoque de FECOAM, ponía esta semana como ejemplo que, esta temporada, “la fruta se le ha pagado al agricultor a mitad de precio respecto a la anterior. No entendemos que un kilo de albaricoques valga 6 euros en cualquier mercado europeo y al agricultor solo le lleguen 30 céntimos”.

Ante la situación, las organizaciones agrarias, según Manuel Martínez, presidente de COAG Cieza, exigen al Ministerio del ramo la condonación de las cuotas de la Seguridad Social, la reducción de módulos, ayudas y moratorias para los préstamos y bonificación y avales del Saeca. Explica que “el coste de producción se ha disparado este año en torno a los 50 o 55 céntimos, entre otras causas, por la falta de mano de obra profesional”.

Mientras dure esta política de precios, se impone una serie de medidas que fueron analizadas hace unos días en Madrid y que se han formulado como peticiones al Ministerio de Agricultura. El responsable del sector de melocotón en FECOAM, Pascual Hortelano desgrana que dichas medidas pasan por incentivar el aumento del consumo de fruta, no incrementar las organizaciones de productores, no permitir nuevas plantaciones, establecer un plan de arranque y abandono de cultivos, seguridad jurídica para la retirada de producción minimizando todo lo posible “la excesiva burocracia” que existe actualmente, un censo de productores para combatir la competencia desleal y el control de productos en los mercados que no han cumplido con los requisitos que se exigen a la fruta española.

Con todo, Santiago Martínez, presidente de FECOAM, afirma que sí está en la mano del Gobierno intervenir en la diferencia de precios en el mercado y el que recibe el agricultor. “Un sector que ha hecho los deberes para poder ser competitivo no puede encontrarse la rivalidad de países emergentes a los que la producción les sale más barata porque no cumplen los mismos requisitos sanitarios y de calidad que nosotros. El Gobierno no puede hacer la vista gorda a un margen comercial de entre el 500 y el 800% en casi todos los productos. Que pasen estos países las mismas inspecciones que nosotros. Por otro lado, si el Gobierno tiene establecidos márgenes comerciales para el tabaco y las farmacias, por ejemplo, por qué no puede tenerlos también para los productos alimentarios, evitando que los intermediarios inflen el precio de la fruta”.

“El 1 de enero se acaba el trasvase Tajo-Segura”

Esta situación, según añadió Santiago Martínez viene a enconarse más con “el panorama extremadamente grave de Molina de Segura hacia el norte de la Región, dependiente del trasvase Tajo-Segura. Con el memorándum en la mano, dicho trasvase se acaba el 1 de enero. El Gobierno y la Confederación nos han dejado de la mano de Dios en este tema. En los últimos dos años no le han prestado la debida atención. Ojalá que un pacto nacional del agua pueda remediar esta situación. Aunque si en Murcia no somos capaces de ponernos de acuerdo en ello, poco optimistas podemos ser a nivel nacional”.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario