Editorial

editorial-cieza-mueve-primavera

CIEZA SE MUEVE EN PRIMAVERA

La economía ciezana se fundamenta en un pilar fundamental que es el sector agrario, después de que el otro pilar que la sustentaba, la construcción, pagará las consecuencias de la crisis económica y de la burbuja inmobiliaria. Es cierto que que existe una incipiente industria y también los comercios y los servicios, que desahogan a un buen número de ciudadanos. Pero la pata principal sobre la que se sustenta la economía es la agricultura que, además, absorvió a un número considerable de desempleados de la construcción en la peor época. El problema que presenta este sector es su carácter cíclico, entendido éste por su temporalidad y su sometimiento a las condiciones metereológicas adversas. Este año no hay que lamentar heladas y nos encontramos en el momento álgido de su temporalidad por lo que se han producido numerosas contrataciones y más que se producirán. Cieza se está moviendo en primavera, sin embargo no nos queremos ceñir a esto en el editorial sino al nuevo movimiento primaveral (ahora que estamos a punto de entrar en ella) que se está produciendo: el proyecto ‘Floración’.

En alguna ocasión hemos mencionado que nos parecía una buena idea, que había que reflotar otros sectores económicos: en este caso el turismo. Y parece que está surtiendo efecto. Aunque aún es pronto para afirmarlo, pero cualquier ciezano y ciezana que pasee estos días por la localidad puede apreciar que ha crecido el número de visitantes, que se observan comercios y locales de restauración con más afluencia y que todos y todas podemos disfrutar y participar en las múltiples actividades que oferta ‘Floración‘. Y gran parte del mérito es atribuible a la promoción realizada. Como decimos, es pronto todavía para establecer conclusiones definitivas pero “pinta bien”.

Necesitaremos obtener más datos que se obtendrán cuando finalice el proyecto y se haga balance. Sin embargo, esta loable iniciativa puede sentar las bases de futuras actuaciones en beneficio de la localidad y de su economía. Además, nos parece destacable que todas las formaciones políticas de Cieza remen en la misma dirección, ya que este debe ser el fin último de la política: el bien común.

Pero como en la vida la perfección no existe también se le puede achacar algún pero. Y es, principalmente, el mismo que a la agricultura: su temporalidad, algo lógico si el proyecto está basado en el ciclo estacional. Por ello el equipo de gobierno debe mantener esta línea con el patrimonio local (Pascual Lucas nos comentó cuando le entrevistamos que esa era la idea). Debemos potenciar el turismo en todas sus facetas y para todo el año (y también la industria). Tenemos Medina Siyâsa, Almadenes, Bolbax, el Barranco de los Grajos y un entorno natural inigualable y con una metereología benigna. Los pasos se están dando en el sentido correcto.

Como decíamos en el encabezado de este editorial Cieza se mueve en primavera y estas deben ser las bases para que Cieza se mueva durante todo el año.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario