Editorial

editorial-fracking

CON FRACKING NO HAY MEDIO AMBIENTE NI DESARROLLO ECONÓMICO

Últimamente hay un asunto de debate encima de la mesa en Cieza. Este no es otro que el proyecto ‘Campaña de Prospección Sísmica 2D en el Permiso de Investigación de Hidrocarburos LEO (Murcia-Albacete)’. En definitiva, la utilización de técnicas de fracking, extracción agresiva con el Medio Ambiente, en nuestra localidad.

En Crónicas de Siyâsa decidimos realizar una encuesta para conocer la opinión de nuestros lectores y el resultado fue mayoritariamente contrario al uso de este tipo de técnicas. Un 77% se mostró contrario, un 20% estaba a favor y un 3% manifestó que necesitaría más información para decidirse.

Antes de que aparecieran en los medios de comunicación todas las informaciones y declaraciones de los distintos colectivos y grupos políticos y, también, el posicionamiento oficial en el Pleno por parte del equipo de gobierno, desde Crónicas de Siyâsa preguntamos a Pascual Lucas, regidor del municipio, en la entrevista que le hicimos por la actitud que tenía él y su partido al respecto. Se mostró reacio a que en Cieza se practicase el fracking. Todos los partidos políticos han elaborado notas de prensa en la que manifestaban también su rechazo. Incluso gracias a un grupo de vecinos se celebró la primera Audiencia Pública de la legislatura para tratar este asunto. Tal es el calado del problema en la sociedad ciezana.

Las distintas formaciones políticas que hemos consultado expresan su queja, a la vez que su oposición, porque la competencia no corresponde al ámbito local sino al estatal. Francisco Saorín, concejal de Urbanismo, durante la celebración de la Audiencia Pública, fue tajante al aseverar que “había que concienciarse ante las gravísimas consecuencias ambientales y sociales de esta técnica de extracción y pidió al pueblo que “haga bandera contra el fracking entorpeciendo las prospecciones previstas. No podemos prohibir, pero sí poner trabas. Esto no puede quedar en una  mera declaración de intenciones”.

Por tanto, ya conocemos que las formaciones políticas ciezanas son contrarias al fracking. Además, Antonio Moya, concejal de Medio Ambiente, explicó que su intención es desarrollar una campaña informativa dirigida a la ciudadanía con el fin de sensibilizar a la población. Las consecuencias, como ya han advertido los colectivos ecologistas y vecinales, de la realización de este proyecto pueden ser nefastas para Cieza: contaminación de acuíferos y terrenos y, por ende, perjudicial para la salud; provocar movimientos sísmicos; y acabar con nuestros recursos económicos agrícolas en caso de contaminación.

Desde Crónicas de Siyâsa sólo vemos perjuicios, en caso de realizarse, tanto para el Medio Ambiente, como para la salud y para la economía local. Los únicos argumentos que hemos escuchado que defiendan este tipo de prácticas son precisamente económicos. Alegan que de esta forma se generaría riqueza y puestos de trabajo, algo que nunca debería estar por encima de la salud y el bienestar general de la ciudadanía de Cieza. Pero, ¿riqueza y puestos de trabajo para quién? No creemos que sea para el municipio. Las empresas que llevan a cabo estas prácticas no son precisamente locales y sus trabajadores y accionistas tampoco son autóctonos. Es un argumentario que se cae por su propio peso y que, posiblemente, daría una estocada de muerte al sector agrícola de Cieza, y éste sí que genera empleo y riqueza para la localidad. Además, ¿qué les vamos a ofrecer a nuestros turistas de floración? En lugar de las distintas tonalidades de nuestras flores un paisaje desértico plagado de pozos de extracción.

Por todo ello, estamos totalmente en contra del fracking. Porque no hay ventajas y son múltiples los inconvenientes. Porque nuestro entorno, nuestra economía y nuestra salud está por encima de todo.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario