Editorial

editorial-presupuestos

HABEMUS PRESUPUESTO EN CIEZA (Y DESTINO DEL SUPERÁVIT)

Habemus presupuesto. Esta mañana, este lunes, los medios de comunicación han sido citados en el Consistorio para una rueda de prensa con el asunto de “temas económicos”. En breve, el gobierno expondrá el tema. Pues bien, dicho asunto no es otro que la comunicación del próximo presupuesto municipal de 2018, después de un último año en el que se prorrogó el de 2016. Parece que no ha sido fácil, pero ya se les entregó a los grupos municipales un borrador con la confección del mismo. Además, es un presupuesto “deseado” pues la ciudadanía quiere saber qué inversiones se realizarán en este final de legislatura y qué destino tiene el superávit municipal. Es decir, qué se va a hacer con los 3.000.000 euros que hay en caja por esta partida.

Esta redacción ha tenido acceso a las cifras que se manejan en el presupuesto y dónde irá destinado el superávit. Desde que en 2016 se elaborara el último presupuesto, el gobierno ha incidido en que no se podía hacer otro debido, por un lado, a la inestabilidad presupuestaria en la que se encontraba el Ayuntamiento de Cieza, que obligó a realizar un Plan Económico Financiero (para los años 2016 y 2017) “motivado principalmente por la sentencia de Migaseca” y, por otro lado, por la regla de gasto de Montoro, que no permite gastar todo lo que se ingresa.

En relación con el tema, el gobierno ya ha optado por rebajar el IBI de este año un 4% y sostienen que las tasas y la recaudación por multas no se han incrementado. Además, se dispone, para este ejercicio, de una partida de 1.300.000 euros para inversiones EDUSI y se ha reducido el pago anual de la deuda en 615.000 euros. Estos son “logros” de los que se enorgullece el equipo de gobierno merced a la gestión realizada. Además, “de los 270.000 euros que cuesta mantener la Atención Temprana la CARM solo nos da 129.000 y los restantes 141.000 euros lo asume el Consistorio cuando lo debería abonar íntegramente la CARM “, subrayan fuentes municipales.

Asimismo, se debe tener en cuenta el Plan de Obras y Servicios (POS), que fue votado mediante participación ciudadana, y subvencionado en parte por la CARM. En el que se incluye la pista de atletismo; diversos asfaltados de calles; mejoras de aceras; adecuación de parques en varios puntos del municipio; y, posiblemente, la pavimentación del Barrio de Zarandona”.

Pero vamos a entrar en materia. En cuanto a los gastos, habrá un aumento del 10% en ayudas a la precariedad para Servicios Sociales. Asimismo, se aumenta el número de actividades y de horas de la Piscina Municipal. La remodelación completa de la pista de atletismo se prevé que esté completada en un año (devendrá un importe total de 300.000 euros y está subvencionado dentro del POS). Por otro lado, se mantiene el Banco de Libros, implantado en 2015, con 15.000 euros destinados a tal fin. Otros 25.000 euros irán a subvencionar a clubes y deportistas y 36.000 euros para mantenimiento de los colegios de Cieza (que afirman que es la competencia que les corresponde) y contratar más albañiles para tal objetivo.

En el capítulo de las inversiones es donde se destinarán las mayores cantidades. Por 440.000 euros se realizará el tercer tramo de la Rambla del Realejo; 200.000 irán a la Plaza de Abastos (100.000 para el Gastromercado y los otros 100.000 para la remodelación de la plaza); 580.000 euros serán para la reparación del Centro Cultural y su adaptación para Centro Infanto-Juvenil; 175.000 para mejorar la administración electrónica, con lo que el gobierno quiere “facilitar los trámites de los ciudadanos”; 100.000 euros más para la creación de un Co-Working en el INFOEM; 184.000 euros para rehabilitación (100.000) y adquisición (84.000) de viviendas de alquiler social; y 13.500 euros para finalizar los trabajos de Indicación Geográfica Protegida del melocotón de Cieza, este aspecto resulta primordial para la población pues con ello se conseguiría una diferenciación cualitativa de la fruta local que podría servir para no estar “a la intemperie de los mercados”.

Pero la partida más grande, con 3.000.000 de euros, es la que no se refleja en el presupuesto. Y no lo hace porque el superávit de 2017, que es a lo que nos referimos, no puede financiar el presupuesto. En este sentido, los grupos municipales que disponen del borrador todavía no saben que se hará con ese “excedente de caja”. Sin embargo, Crónicas de Siyâsa ha conseguido conocer a qué inversiones se destinará ese remanente.

Está previsto que se destine a la reparación y acondicionamiento de vías públicas y caminos rurales y, también, para el colector de Zarandona. Asimismo, “si la CARM no asume sus compromisos con el colector de Ascoy y el Puente del Jinete, también se realizarían con esta partida”, confirman fuentes municipales. De esta forma, aseguran que cumplirán con lo expuesto en el pasado Pleno en relación al problema de los malos olores del emisario.

Este es un presupuesto (y la partida de superávit también) destinado, principalmente, a inversiones “ciudadanas”. Es decir, las que afectan al conjunto de la ciudadanía en su día a día y que, en cierta medida, son reclamadas por la misma. Se ha dejado de lado las “construcciones faraónicas”, que si bien puedan “dar votos” también pueden servir para que una vez terminadas “caigan en el olvido” y se endeude el Consistorio. En este sentido, el compromiso del gobierno en financiar, en caso de que no lo haga la CARM, el puente del Jinete y el colector de Ascoy es ineludible, principalmente el este último, ya que la situación de los vecinos es insostenible. Además, el superávit de un Ayuntamiento debe revertir en lo más inmediato y necesario como son las inversiones planificadas: reparación y acondicionamiento de vías públicas y caminos rurales, colector de Zarandona, puente del Jinete y colector de Ascoy, más lo que pueda surgir.

Aunque hay proyectos que se puedan quedar fuera y no será del agrado de todos, lógicamente, los planteados resultan interesantes y convenientes. El Ayuntamiento no es una empresa que deba repartir beneficios a los accionistas, sino emplear todo el superávit en mejorar la vida de los ciudadanos. El gobierno, compuesto por tres fuerza políticas, ha conseguido salir de la situación de inestabilidad presupuestaria y consensuar este presupuesto. Y eso es algo necesario ante la fragmentación política existente, con un gran número de partidos, y la que habrá dentro de un año. Así, por tanto, ya hay presupuesto para la última legislatura. Se aprobará a mediados de mayo si no hay alegaciones y si las hubiera será a finales de dicho mes. Y ya conocemos a qué se destinará el superávit.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

One thought on “Editorial

  1. chito de la feria

    Pos me paice a mi que lo que d’impidió que s’hiciese el prisupuesto jue el no entenderse en el riparto de las sulvenciones.

Escribir un comentario