El CD Cieza coge impulso (3-2)

Los esparteros vencieron al CF Molina en un trepidante encuentro y prosigue su recuperación situándose a solo dos puntos de los play off de ascenso

Javier Gómez

CD CIEZA: Borja Saldaña (52’ Javi Manzanares), Valentín, Adrián, Fran ‘Catuña’, Juanfran, Pelé, Pekas, Outmane, Luis Galindo (Arturo Belló), Mario (72’ Rodrigo) y Cristian (69’ Juan Chopo)

CF MOLINA: Álvaro, Adrián (84’ Carreras), Esteve, Raúl, Agüera, Maiquez, Martínez (84’ Casagrande), Ismael (45’ Mansilla), Sako, Pujante y Leal (67’ Rull)

GOLES: 1-0 (37’ Pekas); 2-0 (44’ Pekas); 2-1 (68’ Rull); 3-1 (85’ Juan Chopo); 3-2 (89’ Pujante)

El CD Cieza se encuentra en buena sintonía. La victoria en La Arboleja ante los molinenses lo confirma y le deja acariciando los puestos del play off de ascenso, en octava posición en la tabla clasificatoria a solo dos puntos.

Los rojillos ganan confianza en sí mismos partido a partido y suman su segunda victoria consecutiva. Ahora sí aprovechan su superioridad en el juego ante los rivales. La fortuna, hasta hace poco esquiva, les está dando un respiro.

En choque fue trepidante. Juego fluido y vertical del CD Cieza que no mereció un marcador ajustado y la inquietud en la siempre bulliciosa grada local. Tras varias ocasiones llegó la más clara. El colegiado castigó con la pena máxima al CF Molina, en el minuto 34, pero Outmane lo marró.

Por unos instantes sobrevoló por La Arboleja los infortunios pasados no hace mucho. Sin embargo, dos minutos después Pekas adelantaba a los ciezanos  cabeceando un centro por banda derecha. Hacía justicia y tranquilizaba a la grada. Y al filo del descanso, nuevamente Pekas ponía tierra de por medio. 2-0 en el marcador y la felicidad se instalaba en el cuadro ciezano. El delantero, recientemente fichado, está cumpliendo de sobra con su papel de killer del área.

Después del paso por las duchas, los molinenses avisaron un par de veces de que no daban todavía el choque por defenestrado mientras que los ciezanos tocaban con inteligencia y creaban peligro. Pelé mandó el esférico al palo en el 66. Podía haber sido la sentencia. Aunque el fútbol tiene estas cosas. Solo dos minutos después, en el 68, Rulli, que había saltado al césped un minuto antes, recortaba distancias y ponía el 2-1 en el primer balón que tocó. El partido seguía muy vivo.

La incertidumbre se palpaba en el ambiente. Los dos conjuntos no se arrugaron y siguieron con el ritmo trepidante. Pero hubo justicia. Juan  Chopo, en el 85, marcaba el tercer tanto local y daba una tremenda bocanada de aire a las huestes esparteras. Sin embargo, los molinenses seguían sin rendirse. A falta de un minuto para la conclusión reglamentaria, en el 89, Javi Manzanares cometía penalti en su salida. Pujante lo transformaba y ponía el 3-2 en el marcador. Tocaba sufrir en el descuento. Los ciezanos apretaron los dientes y el partido moría con la victoria local. Un partido que tuvo todos los ingredientes para hacer afición.

La próxima jornada los esparteros visitan el campo del CD El Esparragal, que es el penúltimo clasificado. Puede ser una ocasión propicia para obtener un rédito positivo y acercarse todavía más a los puestos que dan acceso al play off de ascenso. Además, es la última jornada antes del parón navideño y sería un bonito regalo de Navidad para la afición.

 

 

Compartir esta noticiaShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Escribir un comentario