El Rey Baltasar llegó a Cieza navegando por el río Segura

el-rey-baltasar-llego-a-cieza-navegando-por-el-rio-segura

La OJE sorprendió a los espectadores de la Cabalgata de los Reyes Magos con la llegada de Baltasar en barca

Javier Gómez

La OJE de Cieza, encargada desde la década de los 50 del siglo XX de organizar la tradicional Cabalgata de los Reyes Magos, innovó este año de manera espectacular. La llegada a la localidad del Rey Baltasar surcando las aguas del Segura en una barca fue lo más novedoso de una noche mágica.

Cuando el rey mago desembarcó en el Puente de Hierro se produjo el asombro entre el respetable que no daba crédito a lo que veía. Posteriormente, se unió a sus dos acompañantes, Melchor y Gaspar, que llegaron cabalgando desde La Atalaya y el Maripinar, para adentrarse en las calles de la localidad  y hacer las delicias de los más pequeños de Cieza.

Este era el secreto que la OJE de Cieza había guardado con celo y que tampoco habían querido desvelar el día de la presentación de la Cabalgata. Era el momento más esperado de todos los actos que organiza la asociación ciezana y no defraudó a nadie. A continuación, una vez unidos los tres reyes de Oriente, en el Puente de Hierro, se desplazaron hasta el Balcón del Muro para ser recibidos por el alcalde de Cieza Pascual Lucas.

La noche de Reyes es la más señalada en el almanaque particular de los niños y las niñas, y también de los padres y madres, felices con contemplar la mirada de satisfacción y alegría de los más pequeños. Es la noche más anhelada para dejar paso  a la mañana cuando, con una ilusión inusitada, se despiertan los más jovencitos en busca de sus regalos.

Otro año más, las calles de Cieza se encontraban abarrotadas por miles de personas para recibir a Sus Majestades Reales. Éstas venían acompañadas de todo su séquito: pajes, bailarinas, los burritos cargados de regalos, las bandas de música y las carrozas reales, que amenizaron con una bonita puesta en escena el desfile real.

Asimismo, el recorrido de Sus Majestades de Oriente pasó por las calles Juego de Bolos, Camino de Madrid, Cadenas, Barco, Cánovas del Castillo, Buitragos, San Sebastián y finalizó en la Esquina del Convento donde se representó el Auto de los Reyes Magos, con gran magnificencia.

Así por tanto, se volvió a vivir una noche mágica en Cieza, donde reinó la ilusión de los más pequeños por obtener sus regalos y en la que tiene mucho que ver la eficiente realización de OJE Cieza.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario