Jarro de agua fría para el CD Cieza (0-1)

jarro-de-agua-fria-para-el-cd-cieza-0-1

La derrota espartera evita que los locales salgan de los puestos de descenso

Javier Gómez

CD CIEZA: Adrián, Yayu (62’ Juanjo Moreno), Gato (77’ Michi), Massimo, Hernán, Juanjo, Pelé, Ñico, Omane, Pepón y Salinas

SFC MINERVA: Héctor, Jaime, Víctor, Cristian (75’ Abraham), Franki, Franco, Nono, Pintiño, Vicente (57’ José Alberto), Pelusa y Santi (53’ Seve)

COLEGIADO: Lozano Reina, acompañado por Campos Salinas y Hernández Gálvez. Tarjetas para el Cieza a Hernán. Por la Minerva a Jaime y doble amarilla y expulsión a Franco

GOLES: 0-1 (23’ Cristian)

ESTADIO: Municipal de La Arboleja, ante 350 espectadores

Los esparteros no dieron la talla ante la Minerva. Toda la fe y el coraje que llevaban demostrando las últimas jornadas desapareció como por ensalmo. Así es el fútbol. Un traspiés, eso sí, en un momento decisivo pero que puede tener enmienda.

Salió la Minerva al césped mucho más enchufada que los locales. Los jugadores visitantes se encontraban mejor situados, pero aún así los esparteros dispusieron en la primera mitad de una ocasión de oro. Un lanzamiento de saque de esquina favorable a los ciezanos acabó en el palo y se evitó lo que pudo ser un gol olímpico. El rechace no pudo ser aprovechado ni por Hernán ni por Omane, que lo intentaron sin premio. Y esa fue la única ocasión, muy clara, del CD Cieza en toda la primera mitad.

En el resto del primer asalto los locales fueron maniatados por la Minerva, que gracias a un claro penalti cobraba ventaja en el marcador a los 23 minutos por mediación de Cristian. Incluso pudo ampliar la ventaja en una gran jugada de Pelusa rematada por Vicente a bocajarro que hizo lucirse a Adrián con una mano extraordinaria

La segunda parte continuó con la misma dinámica. El CD  Cieza impotente de crear juego y peligro ante una Minerva que se replegó ordenadamente para aprovechar los contragolpes y crear peligro. Pero todavía el Cieza pudo darle un giro al partido con un disparo flojo de Salinas que paró Héctor y otros dos, uno de Omane y otro de Juanjo, que rechazaron los defensas visitantes cuando el portero estaba batido. Sin embargo, no tuvieron fortuna los esparteros y, quizás, tampoco la merecieron.

Por su parte, la Minerva tuvo dos contragolpes claros de Pintiño y José Alberto que no lograron superar al portero local, que nuevamente hizo alarde de sus virtudes.

Fue un mal partido de los ciezanos que volvieron a evidenciar carencias y defectos que parecían olvidados y que, además, no han sabido aprovechar la jornada favorable de resultados de los equipos que se encuentran en las plazas calientes de la clasificación.

En realidad fue una pena porque una victoria hubiera permitido a los locales salir de los puestos de descenso, aunque un traspiés está permitido. Lo importante será recuperar las sensaciones anteriores. Y deberán demostrarlo la próxima jornada en su visita a la Unión Deportiva Los Garres.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario