Jesús Saorín Piñera: “El folklore, un hobby que ha sido mi vida”

esus-saorin-pinera-el-folklore-un-hobby-que-ha-sido-mi-vida

ENTREVISTA

El presidente de Coros y Danzas de Cieza abre las puertas de la tradición local que ha llevado a medio mundo

Miriam Salinas Guirao

Más de la mitad de la vida de Jesús Saorín ha estado ligada a Coros y Danzas, al folklore de su tierra. “Desde 1974 y no sigo bailando porque no puedo, no es porque no quiera”.  Todo comenzó en los primeros años de los 70, cuando se ensayaba en el Rincón de los Pinos, donde estaba Servicios Sociales: “Allí bailaba Coros y Danzas y mi hermana estaba en el grupo. Los ensayos eran a las 21:00 horas y tenía que acompañarla. Una de esas veces me dijo la presidenta de entonces, que si quería aprender y en febrero del 74 empecé. Fue en la calle del Barco, me enseñó Antonio Salmerón. Empecé a bailar hecho un crio. Cuando se inauguraron los viveros de Ascoy ese mismo año fue mi primera actuación, que canté, y mi debut fue en 1976 bailando con el Grupo de Coros y Danzas. En el 80 me hice cargo de la vicesecretaria del grupo, luego fui secretario, y en septiembre de 1985 accedí a la presidencia hasta la fecha. Voy a hacer 60 años y 45 he estado en Coros y Danzas, algunos componentes dicen que llevo más años que ellos tienen, un hobby que ha sido mi vida. Conocí a mi novia estando en el grupo, mi novia estuvo en el grupo también, luego me casé, mi hijo está en el grupo, mi hija colabora en el festival de interprete, o sea que de alguna manera cree una semilla en la familia”.

El Grupo de Coros y Danzas Francisco Salzillo de Cieza es miembro de la Federación de Asociaciones de Coros y Danzas de España (FACYDE), desde el año 1990. Actualmente, la sede de la Federación se encuentra desde hace tres años en nuestro municipio, y su presidencia recae en Jesús Saorín. El centro nacional de documentación, que consta de más de 5000 volúmenes también se encuentra en nuestra localidad.  Coros y Danzas de Cieza es uno de los fundadores de la Asociación Regional Francisco Salzillo de Murcia creada en 1977. Y es el organizador del Festival Internacional de Folklore en el Segura de Cieza (Festival CIOFF) que se viene celebrando ininterrumpidamente desde 1989.

Actualmente, se están digitalizando todos los fondos privados a través de un proyecto de FACYDE, además existen diferentes convenios con universidades de todo el mundo y se está llevando a cabo el filme de las danzas tradicionales de España para distribuirlo en los centros. Se ha editado la primera publicación en 50 años sobre indumentaria tradicional en España. Y FACYDE no deja de crecer, engloba 57 grupos de toda España y, próximamente van a acceder 3 más.

El grupo de Coros y Danzas se hace cargo de la Escuela Municipal de Folklore de Cieza, desde su fundación en 1989, por la que han pasado más de 8000 niños. La misión de hoy es la misma de antaño: amar y cuidar las tradiciones y costumbres de Cieza, a través de la música, el canto, la danza y la indumentaria tradicional. En 2014 se materializó el edificio propio para la labor. A finales de 2018 Coros y Danzas de Cieza obtuvo el reconocimiento institucional del Ayuntamiento en Pleno por los 75 años, condecorado con el escudo de oro. Y es que desde el folklore tradicional el grupo ha llevado el nombre de Cieza a medio mundo: “Destacaría la audiencia privada en 1987 con el papa Juan Pablo II, la gira de 6 meses por hispano América y la gira por la Mongolia de China, allí fuimos el primer grupo de España y el tercer europeo, fue una experiencia gratificante”, explica Jesús Saorín.

El nombre de Cieza por todo el mundo

entrevista-jesús-saorín

Uno de los objetivos del grupo ha sido inculcar en la juventud la pasión por el folklore: “Actualmente, entre los 17 y los 30 años se encuentra el 70 % y un 30 % entre los 30 y los 65. Coros y Danzas es algo que te entra por vena y nunca pierdes el gusanillo”. Para realzar el papel de todas las personas que destinan su labor en el grupo, en 1999 comenzaron a condecorar con insignias a los miembros que habían estado 25 años (oro) y 15 (plata). “La dedicación de la gente al grupo hay que valorarla. Si no puedes bailar por temas físicos, puedes cantar, colaborar con actividades del festival…”, añade.

La escuela de folklore de la localidad es una de las más numerosas de España. Actualmente más de 230 niños forman parte. Pero no solamente la enseñanza va destinada a los más jóvenes: existen cuatro grupos de adultos de los 40 a los 74 años bailando. “Tenemos hasta tres generaciones: nietos, padres e hijos. El secreto es adaptar el grupo a la juventud, que haya mucha gente joven, la juventud atrae a la juventud, los viajes son golosos, gente de otros grupos, de otros países, haces amigos y el idioma no es un impedimento. Hemos formado una familia donde ni el joven ni el adulto se encuentran desplazados. Todos estamos con todos, eso hace que el grupo perdure. Inculcar esos valores que la gente se sienta integrante e importante”. Para ampliar todavía más la familia, se ha bajado la edad de ingreso a los 4 años y se ha subido la edad máxima. “La escuela está abierta a todos. En el festival fin de curso salen todos: el más alto, el más bajo, el más gracioso, el menos gracioso, todos suben al escenario porque son igual de importantes. Únicamente en el grupo, que se encarga de representar a España o a Cieza, queremos que estén los mejores, pero eso es un afán de superación porque queremos llegar a más. Hemos conseguido que el traje tradicional no sea para el carnaval o para las carrozas de la feria. Hemos conseguido que se entienda que hay diferentes tipos de atuendo para cada ocasión: siega, labor, diario, huertana o paseo, lujo y fiesta. Llevamos a las niñas mejor peinadas de España y los niños con zaragüelles, monteras… El último trimestre les enseñamos un video para que distingan las vestimentas, los bailes… Conseguimos que el niño no se sienta extraño, se sienta niño. Enseñamos en valores: el compañerismo, el compartir, el defender, lo inculcamos desde pequeñitos en están instalaciones que nos han dado para trabajar”.

“Hemos conseguido que el traje tradicional no sea para el carnaval o para las carrozas de la feria”

El Grupo de Coros y Danzas no para: este último año entre grupo, escuela, festival y Centro de Folklore se han llevado a cabo más de 170 actividades, una cada dos días y medio.

Pero, ¿qué es lo que otorga a Cieza esa peculiaridad, ese matiz diferente en el folklore? “Cieza es zona de paso, hay influencia manchega, valenciana, andaluza… El tipo de música se adapta al lugar. Las peculiaridades, cómo es la gente, ese aire se inserta en cómo se baila y eso es importante. Y tratamos de difundirlo, para eso hemos creado el primer libro digital sobre folklore que se ha hecho en España. En Cieza hasta los complementos son característicos: el collar de coral, los pendientes de calabaza o camafeo, el lazo negro, las flores a la izquierda, claveles rojo y blanco, la flor del pecho, (en el traje de fiesta y paseo), y en el traje de faena flores de primavera…”. Se cantaba mientras se trabajaba, los mozos hacían rondas, se bailaba, se creaban coplillas, todo lo que el folklore trae, revive la Cieza de antaño. Incluso cada baile tiene su explicación, la jota, por ejemplo, es un baile de alegría; en las seguidillas las coplas tienen un tono picaresco. En algunos momentos clave, como en las matanzas, bodas, bautizos… se bailaban jotas y malagueñas. Cuando se terminaba la faena, se barría la era, se sacaban las sillas y las guitarras y se ponían a bailar, y no se bailaba como ahora, iba cada pareja saliendo a su aire.

“Ciezanica, ciezanica…”

Eso de llevar a Cieza a medio mundo, tiene su coste. “El grupo viaja con sus propios medios. Si no los tiene, los busca. El viaje a China nos costó 42.000 euros, estuvimos 2 años pagándolo, tuvimos que sacar un préstamo. Las actuaciones de dos años se usaron para pagar el préstamo, no hubo ayudas para ese viaje”. Pero es más grande el orgullo que les supone representar a Cieza (Murcia) desde España, cada vez que se suben a un escenario. “El año que ganó el Mundial de fútbol España fuimos a Turquía. Nos chocaba porque íbamos desfilando y la gente nos aplaudía desde los balcones, y el presentador decía: la campeona del mundo, España, y nos presentan así”.

Los viajes alrededor de la Tierra traen anécdotas, eso cuenta Jesús Saorín. Uno de los cantes típicos, que suena así. “Ciezanica, ciezanica cásate con un ciezano y verás cómo te lleva de la palma de la mano”. Ocasionó problemas al traducirlo al chino. En una plaza abarrotada con más de 40.000 personas, donde bailaba el grupo. “Primero lo traducimos al inglés y había que ponerlo así: “Mujer ciezana pequeña cásate solo con un hombre ciezano y veras como te lleva de la mano”, cuenta, entre risas, Jesús.

El Grupo además, cada año, llena Cieza de folklore internacional. El Festival Internacional de Folklore en el Segura nació en el año 1989, “la primera edición el Ayuntamiento nos dio 80.000 pesetas y duró un día, vinieron de Murcia, de Jijona y de Villarrobledo. A partir de la quinta edición se nos ocurrió que un pintor de Cieza haría el cartel anunciador del festival, y hasta la fecha así ha sido. En la décima edición del festival Cieza entró en el CIOFF (Comité Internacional de Organización de Festivales de Folklore y de las Artes Tradicionales), es el más alto Organismo, a nivel internacional, en lo referente al folklore, está reconocido como ONG en relaciones culturales de consulta con UNESCO.  Acceder al comité suponía una serie de requisitos: durar más de tres días, un mínimo de tres países…” El festival ha dejado detenerse en Cieza el mundo.  Se ha conseguido llenar el Gabriel Celaya en el mes de agosto, que la gente asista al desfile al izado de banderas, al mercadillo en la plaza de España, y, además, los grupos actúan en el Hospital y en la Residencia de Ancianos (tardes solidarias de folklore).

Jesús Saorín nos desvela los países que nos visitarán este año: Filipinas, Bolivia, México y desde España, Canarias. “Vamos muy por delante, tenemos el festival cerrado sin saber las ayudas que vamos a tener, miramos el proyecto antes que los recursos, lo ejecutamos y los recursos los buscaremos con imaginación”, explica.

Con más de 45 años de dedicación al folklore, Jesús Saorín no pierde la ilusión de las primeras veces. Le apasiona y tan solo hay que escucharlo unos minutos para disfrutar con la memoria viva de la tradición.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario