La romería de Cieza, después de tres meses de suspensión, sigue en el aire

la-romeria-de-cieza-despues-de-tres-meses-de-suspension-sigue-en-el-aire
   Fotografía de José María Cámara

La ‘gota fría’ de septiembre deterioró el camino de acceso al santuario e impidió que se celebrase. No se descarta que al finalizar el arreglo se lleve a cabo

Javier Gómez

La tradicional romería ciezana, que data de 1963, consistente en la subida al santuario de La Atalaya de la Virgen del Buen Sucesos todavía no ve la luz. Está por decidir que se sucederá con el traslado de la patrona después de tres meses de suspensión debido a los efectos de la ‘gota fría’ en la localidad, que colapsaron y deterioraron el vial de acceso al santuario, situado en el collado de La Atalaya.

Sin embargo, las obras del acceso se iniciaron la semana pasada. Este camino, que se vio deteriorado durante la DANA del mes de septiembre, es el único vial habilitado para tráfico rodado que da acceso al cerro de la Atalaya, y, por consiguiente, tanto al santuario mencionado, donde desde hace tres meses debería estar la patrona, como al yacimiento de Medina Siyâsa.

Debido a las lluvias acaecidas el 12 y 13 de septiembre de 2019 se produjeron daños importantes en la calzada de la carretera, quedando impracticable por la rotura de dos muros de contención que provocaron descalces en la explanada y parte del pavimento de la cazada en voladizo, además de los arrastres y grandes piedras que, desplazadas, quedaron depositadas en el vial.

Este hecho ha influido notablemente en el devenir de las tradiciones populares de Cieza, puesto que provocó, por primera vez en casi seis décadas, que la romería ciezana siga sin poder llevarse a cabo, “suspendida sine die”, según apuntan fuentes de la Junta de Hermandades Pasionarias (JHP).

La intención de la JHP siempre ha sido la de realizar la tradicional romería ciezana, “con independencia de la fecha en la que se tenga que hacer”, resalta su presidente Joaquín Gómez Rubio. Pero el quid de la cuestión reside en el tiempo que transcurra hasta que el camino sea operativo. Según consta en el proyecto de ejecución de las obras, las mismas estarán concluidas en dos meses como máximo. Para esas fechas ya se entraría prácticamente en el mes de marzo y la celebración de la Semana Santa de Cieza sería inminente, que es, además, cuando lógicamente menor disponibilidad tendría la JHP para llevar a cabo la romería.

El concejal responsable del Departamento de Obras, Vivienda e Infraestructura, Francisco Saorín, informa que el técnico redactor de la memoria considera que “existe el riesgo de que los daños aumenten si se produce otro episodio de lluvias lo que incrementaría en gran medida el coste de reconstrucción y el tiempo de corte del vial”, que asciende a 87.000 euros y dos meses de plazo.

En este sentido, Saorín explica que las obras se están realizando por parte de la empresa J.F. Argudo y consisten en la retirada de arrastres y piedras de la calzada y las cunetas, demolición y saneo del firme afectado y retirada de escombros a vertedero autorizado, demolición de restos de muro derrumbados y obra de drenaje transversal. Además, en la intervención está contemplada la  excavación de zanja de cimentación y formación de terreno de asiento, el relleno de material granular en descalces, trasdos de muros y aletas y formación de taludes, hormigón ciclópeo en soleras de protección en entradas y salidas de obras de drenaje, y un muro de hormigón armado de 14 metros de longitud.

También cabe la posibilidad de solicitar al técnico de la obra un permiso para solicitar el desarrollo de la romería, si así lo considera pertinente tras realizar el preceptivo estudio. Sin embargo, el presidente de la JHP, Joaquín Gómez, descarta esta posibilidad ya que no se arriesgarían a que “existieran percances que pongan en peligro la integridad física de los asistentes” por lo que dicho permiso no lo van a solicitar.

Asimismo, Gómez Rubio tampoco descarta que la romería se celebre toda vez que pase la Semana Santa, “pero esta es una opción que se debe barajar y consensuar”, por lo que todo sigue el aire por el momento.

La JHP, desde que hace tres meses se suspendió, siempre fue partidaria de que se celebrase, “sin tener en cuenta la fecha”, aseguraron a esta redacción desde el principio. Pero los daños causados en el camino de acceso han sido tan numerosos que han impedido todavía su rehabilitación.

Finalmente, queda por resolver si una vez que concluyan las obras de rehabilitación se podrá celebrar la romería, con varios meses de retraso o si se deberá dejar en suspenso hasta el año próximo. Por el momento, la virgen del Buen Suceso todavía descansa en el la basílica de la Asunción, en el casco urbano de Cieza, alejada de su morada habitual en el santuario de La Atalaya. Los devotos de la romería también aguardan una solución. En el caso de que no se realizase la romería sería la primera vez en la historia local que esta circunstancia sucediera.

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario