Nueva derrota (1-2) del CD Cieza

nueva-derrota-1-2-del-cd-cieza

Injusto resultado para los esparteros que merecieron mucho más y dispusieron de 8 ocasiones claras de gol, pero se les agota el tiempo

Javier Gómez

CD CIEZA: Adrián, Yayu, Gato, Mássimo, Pío (67’ Pelé y él mismo por 77’ De Gea), José María, Salvador, Omane, Rubén, Benji (70’ Valentín) y Juanjo Moreno

HUERCALOVERA: Cristian, José Antonio, Fran, Santi, Alex Bautista, Carlos, Asen (70’ Mulero), Ortuño, Campanas (82’ Mendi), Alex Martínez y Adri (83’)

COLEGIADO: Belando Muñoz, asistido por Pérez Botía y Gil Gallego

Tarjetas para el Cieza a Gato, José María y Salvador. Por parte del Huercalovera a Alex Bautista, Asen y Alex Martínez

ESTADIO: Municipal de la Arboleja, ante 150 espectadores

GOLES: 1-0 (20’ Benji); 1-1 (27’ Campanas); 1-2 (52’ Asen)

Esta temporada los esparteros parecen gafados. Nada les sale bien. Y tiene visos de que finalmente se produzca el temido desenlace que intentan evitar a toda costa: el descenso. El resultado de este encuentro solo se puede calificar como injusto. Hasta 8 ocasiones claras tuvieron los ciezanas por solo 2 de los almerienses. La diferencia estribó en que los visitantes hicieron gala de una efectividad de cara a portería impecable y se llevaron los 3 puntos en liza.

Arrancó el choque con el CD Cieza volcado desde el inicio en campo rival, con una clarísima oportunidad de los en un balón largo que Benji, fuera del área, intentó sorprender de vaselina que se fue fuera por poco. Sin apenas tregua, en otra ocasión, Omane se anticipó al meta visitante en un remate de cabeza que salió ligeramente desviado cuando la grada ya cantaba el gol. Y acto seguido, Omane nuevamente remató con mucho peligro en otra ocasión.

Hasta que llegó el 1-0. Pío envió un pase en profundidad y Benji, adelantándose al portero rival, clavó un testarazo al fondo de las mallas en el minuto 20. Justo premio a lo que se había visto en el terreno de juego. Los esparteros tiraban, valientes, de épica y el Huércal-Overa, acogotado, estaba encerrado en su área.

Pero el fútbol tiene cosas inexplicables. Solo 7 minutos después, en la primera aproximación de los almerienses, consiguieron meter un centro por banda derecha que recoge Campanas y, a la media vuelta, efectuó un disparo cruzado lejos de Adrián. De aquí hasta el descanso, al Cieza le costó volver a coger el ritmo de partido, destacando una falta en el minuto 40 lanzada por Gato, que ante la mirada del portero visitante se fue por encima de la escuadra. Y la dinámica del encuentro cambió.

Al comienzo del segundo tiempo, el Huércal-Overa salió más enchufado y con más ritmo que el Cieza, hecho que se reafirmó con el 1-2, en el minuto 52 en una buena penetración de su lateral derecho José Antonio, que realizó el pase de la muerte y fue aprovechado por Asen para conseguir un golazo por la escuadra.

El Cieza acusó el golpe pero se rehízo. En el minuto 61 pudo empatar en una oportunidad clara. Fue una penetración magnífica de Yayu que cedió el esférico a Benji, que solo delante de la portería disparó cruzado y salió fuera. En el minuto 64 tuvo otra ocasión clara en un remate de cabeza de Benji que blocó el portero. Y en el minuto 83, otra vez Yayu penetró en el área y su  disparo se fue fuera por poco.

El asedio espartero era continúo asedio para buscar el gol del empate. Y lo volvió a tocar con las yemas de los dedos. En el minuto 88 Omane recogió un balón largo y disparó alto en una oportunidad clarísima. Increíble pero cierto. El CD Cieza no tenía la fortuna que por méritos atesoraba.

Y para colmo de todos sus males, en el 90, Salvador estrelló un disparo en el larguero, el rechace lo recogió Omane. Cara a cara con el portero y el tiro lo paró el meta visitante. No era el día de los ciezanos, estaba claro.

A los ciezanos no se les puede pedir más. Entre las bajas por lesión que han sufrido y el abandono de varios jugadores que han abandonado el club por decisión propia, todo se le pone cuesta arriba.

La salvación está muy complicada y parece verse abocado al descenso de forma irremediable. Sin embargo, mientras hay vida hay esperanza y a los esparteros no se les puede reprochar falta de lucha y de entrega. Todo lo contrario. Si han de morir lo harán con las botas puestas. Quedan 6 partidos para el final de la liga y el CD Cieza ha caído al último puesto de la tabla. La salvación se encuentra a 6 puntos, diferencia que podría incrementarse dependiendo del resultado que obtenga el Cartagena B este martes. La próxima jornada visita al CD Minera. Otra derrota sentenciaría virtualmente a los esparteros.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario