Nuevas oficinas multiusos en un viejo armazón

nuevas-oficinas-multiusos-en-un-viejo-armazon

Se entregan los diplomas a los operarios desempleados que han transformado los ‘antiguos juzgados’ en oficinas funcionales para centralizar los trámites de los ciudadanos

Javier Gómez

El céntrico y vetusto edificio de los ‘antiguos juzgados’ está acabado. La transformación es evidente, convertido en un moderno espacio para oficinas que, según señala la edil delegada de Edusi, María Jesús López, albergara el Catastro, el Padrón Municipal, la Gestión Tributaria y de Recursos, la Ventanilla Única, la Oficina del Consumidor y “la práctica totalidad de los servicios municipales de Atención al Público”. De hecho, desde la semana pasada ya está instalada la sede de Urbanismo. Con el objetivo, apunta López, de “centralizar las gestiones ciudadanas y evitar el desplazamiento de calle en calle”.IMG_7064

El coste total de las obras asciende a un total de más de 750.000 euros. La rehabilitación energética ha costado alrededor de los 195.000 euros: a través de los fondos FEDER se han conseguido más de 156.000 euros, teniendo que añadir el ayuntamiento el resto. El SEF ha aportado más de 355.000 euros y el ayuntamiento de Cieza 198.000 euros.

El alcalde de Cieza Pascual Lucas y el concejal de Empleo Antonio Moya fueron los encargados de dispensar los diplomas a los trabajadores, que con anterioridad estaban desempleados, que han conseguido finalizar el edificio: albañiles, carpinteros y electricistas. El regente puso en valor la climatización integrada de la que dispone el edificio y la “segunda piel de la fachada”, que otorga eficiencia energética y ha provocado una “transformación integral que, poco a poco, facilitará los servicios municipales”. En este sentido, argumentó que en breve espera “todos estén instalados aquí”.

Por último, Antonio Moya, edil de Empleo, quiso destacar tres aspectos “fundamentales” en la remodelación: “Primero, que ha sido rehabilitado por 24 desempleados de Cieza; segundo, que se le ha conseguido dar uso a un edificio céntrico; y, en tercer lugar, se facilita las gestiones directas de los ciudadanos”. Asimismo, reseño la “carga emotiva” que entraña. “Cuando pasen los años, los trabajadores podrán decir: en esta obra participé yo”.

 

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario