Paso atrás del CD Cieza ante un rival directo

paso-atras-del-cd-cieza-ante-un-rival-directo

Los esparteros desaprovecharon una oportunidad única para salir del pozo

Javier Gómez

CD CIEZA: Adrián, Mássimo, Javi Parralo, Hernán, Valentín, Juanjo (58’ Michi), Pío (69’ Chopo), Ñico, Rubén Ródenas, Gato y Juanjo Moreno (50’ Omane).

MULEÑO CF: Claudio, Víctor Cadú (37’ Camacho), Rayón, Rubio, Chino, Jesús Alacid, Juan Topo, Kike Piñero (84’ Sergio Alcaráz), Pedro, Fuentes y Alberto Mayor (72’ Cristóbal)

COLEGIADO: Martínez Cañavate, auxiliado por Samper Portero y Navarro Polvorosa

Tarjetas para el Cieza a Hernán, Ñico, Rubén y Omane. Por parte del Muleño a Rayón, Jesús Alacid, Camacho, y doble amarilla y expulsión a Juan Topo

ESTADIO: Municipal de La Arboleja, ante 200 espectadores

GOLES: 1-0 (5’ Rubén Ródenas); 1-1 (15’ Rubio); 1-2 (31’ Rayón)

El inicio del choque no pareció augurar el desenlace. El CD Cieza salió espoleado, pletórico de moral tras la última victoria y buscando la salida de la zona de descenso. El equipo salió enchufado y practicando un juego vistoso. Fruto de ello, a los 5 minutos Rubén Ródenas, el killer ciezano, hacía vibrar a la afición y adelantaba a los esparteros. Aprovechó un centro de Pío para meter un testarazo impecable. Todo parecía venir de cara. Pero a perro flaco todo son pulgas. Y la alegría dura poco en la casa del pobre.

Solo 10 minutos después, Rubio se anticipó a Adrián en la salida del arquero y materializó el empate. A raíz del gol a los esparteros les entraron las dudas. El fútbol es un estado de ánimo y los locales pasaron de la euforia a la incertidumbre como por ensalmo.

Este hecho fue aprovechado por el Muleño que se hizo dueño y señor del centro del campo, pieza clave para que un equipo carbure. Y el mazazo vino un cuarto de hora después. En el 31 le llegó la ocasión. Rayón recogió un mal despeje de la zaga local y lanzó un obús con su zurda que quitó las telarañas de la escuadra. 1-2 y el partido se le ponía definitivamente cuesta arriba al Cieza.

Aunque antes de llegar al descanso la tuvo el conjunto local. En el 40 el árbitro decretó un penalti cometido sobre Rubén Ródenas. El killer agarró el cuero y se dispuso a conseguir su doblete pero Claudio, el portero visitante, lo blocó. Fue la clave del partido. Los ánimos que se desinflaron por parte local crecieron proporcionalmente en los visitantes.

En la segunda mitad el CD Cieza lo intentó con más corazón que acierto y le faltaron ideas para doblegar a una ordenada defensa visitante. Su juego fue desordenado y carecía de peligro efectivo. A excepción de un centro de Omane que Rubén remata de cabeza alto; una buena penetración de Gato cuyo centro no logran rematar los delanteros ciezanos; y otra buena penetración en el 85 de Omane cuyo disparo dentro del área se fue no hubo mucho que reseñar. Tampoco fue capaz de aprovechar la expulsión del visitante Juan Topo.

Por su parte, el Muleño dispuso en el minuto 83 de una falta lateral lanzada por Camacho que se estrelló en el larguero de Adrián. Y en el minuto 92, tras un fallo en el despeje de Adrián el rechace lo recogió Pedro fuera del área y no acertó a disparar a puerta vacía.

El CD Cieza volvió a malgastar otra bala de la recámara y evidenció falta de argumentos futbolísticos. Y lo más grave es que cae derrotado contra rivales directos que le ganan el gol average. Con esta derrota continúa antepenúltimo pero, ahora, a dos puntos de la salvación cuando la semana pasada estaba empatado con el cuarto clasificado por abajo. La oportunidad para resarcirse será la próxima jornada cuando visite al filial del Real Murcia.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario