Pepe Belló analiza los referentes sociales

pepe-bello-analiza-los-referentes-sociales

Las referencias colectivas

Estoy leyendo Trópico de cáncer de Henry Miller y no puedo parar de pensar que la mayoría de obras de referencia occidentales de los últimos tiempos tratan sobre hombres de mediana edad en crisis existenciales. No hay más que mirar alrededor de esta columna, los que escribimos artículos de opinión somos todos hombres caucásicos heterosexuales cisgénero de clase media.

A los tíos nos cuesta menos dar nuestro punto de vista o creemos que va a ser de mayor interés y productividad. Y esto se enlaza directamente en la seguridad que se puede tener a la hora de querer ejercer ciertos cargos de mayor responsabilidad. Una confianza casi ciega en uno mismo.

Y no puedo parar de pensar que una mejora de la sociedad tiene que partir de que hay que reformular nuestro pensamiento sobre el liderazgo. Siempre se parte de una persona carismática, determinante, impositiva. El cambio social debe ir de la mano de este cambio de liderazgo. Sigue enfocando una perspectiva patriarcal del sistema.

No quiero líderes y lideresas cuyo valor político es el número de zascas que mete.

El feminismo ha creado unas redes fuertes y potentes, pero sobre todo elásticas, y ese es el valor al que debemos agarrarnos. Un liderazgo más social, más flexible, más comprensivo. Si no exportamos nuestros sentimientos de una manera más clara, más asertiva y más humilde, el pozo de negligencia constante que es la historia de la humanidad, seguirá siéndolo.

Elegir a referentes que nos hagan acercarnos a esos valores, referentes que nos ayuden a comprender que la evolución humana no era la del más apto, si no de la colectividad, de la unión, del grupo que sabía interpretar sus roles y hacerse más fuerte en conjunto. Algo que el sentimiento de sororidad que expande el feminismo empieza a canalizar de una manera más firme. Eso, y que las obras de referencia occidentales dejen de hablar del individualismo y de las crisis existenciales de hombres de mediana edad.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario