Reflexiones de la belleza en la ideología

 

Entrando al debate que ha generado hace poco cierto medio de comunicación sobre que la gente de izquierdas es más fea que la de derechas, o que las mujeres feministas no son atractivas, podemos iniciar especificando que la noción de belleza es realmente ambigua y es un constructo totalmente social. El concepto de belleza es creado y generado a partir de ciertos patrones históricos y de base social y cultural.

Obviamente, estos patrones se han perpetrado a raíz de muchos años entre distinción de diferencia de clases. Queriendo entender que el autor pretende unir la belleza a unos canones de elegancia, por así decirlo, la gente con un mayor poder adquisitivo y que controlaba el poder en la mayoría de escenas de la sociedad, obtenía una apariencia totalmente distinta a la clase trabajadora. Al unir estos patrones de vestimenta, de cuidados físicos, etc., se da a entender que dicha apariencia denota una categoría alta en el escalafón de la sociedad.

Teniendo esto en cuenta, la gente con menor poder adquisitivo y más castigada físicamente por desempañar un trabajo más arduo, quiere aparentar más importancia y asume y se enmascara a través de estos rangos que distinguen a las clases altas. Esto lo podremos estudiar en diversas teorías poscolonialistas trasmitidas por Frantz Fanon, Eduard Said o Homi Bhabha, tratando a colación el comportamiento de los colonizados intentado adoptar la cultura de los colonizadores, porque pretenden ser como ellos, ya que son los que gozan de la libertad y de la dignidad de sus sociedades.

También podemos observar que cuando un movimiento cultural que lucha abiertamente contra el sistema y el poder establecido cala profundamente en la sociedad de la época, el poder ha asimilado la capacidad de hacer suyo ese aspecto cultural o de imagen como ha podido suceder en el movimiento punk y rock en los 70 o en el hiphop en los 90, generando así una pérdida de dignidad y de significado en dichos movimientos.

Tomando estas ideas como base, la gente de derechas o las mujeres machistas son más atractivas. Parece que es lo único que les queda para sentirse bien consigo mismos. Que se queden con su belleza física que yo me quedo con la interior, la que te empuja a intentar mejorar la vida de los demás, la que busca el desarrollo en la dignidad de todas las personas, la que fomenta el feminismo y el ecologismo.

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario