Editorial

trabajo-policia-local-cieza

EL TRABAJO DE LA POLICÍA LOCAL DE CIEZA

La Policía Local realiza una labor muy valiosa en aras de garantizar la seguridad y confortabilidad de la sociedad ciezana. Este trabajo no es nada sencillo sino más bien oscuro y, en ocasiones, poco valorado. Ante ello, debemos comprender por qué alguien desea ser policía a pesar de los inconvenientes.

Los agentes locales deben lidiar con delincuentes, con situaciones trágicas cuando se produce un accidente o intentar que las drogas no invadan el espacio público. En definitiva, para hacer que se cumpla la ley. Es decir, que no están “solo para multar”. Y decimos que es una labor oscura, ingrata y que no es valorada en su justa medida porque todos los días exponen su integridad física al servicio de los demás. Y no solo eso sino que deben realizar turnos poco atractivos en los que se sacrifica parte de la vida familiar. Sin embargo, la satisfacción personal y social que obtiene un agente recompensa los sinsabores.

Además, en ocasiones, se ven envueltos en disputas políticas que nada tendrían que ver con ellos. Recientemente hemos tenido un ejemplo cuando los populares se “deslizaron” argumentando que “existía una mala relación” entre la Policía y el gobierno local pues varios de los agentes no acudieron al acto festivo con motivo de su patrona. Esta información fue rápidamente desmentida por los sindicatos policiales porque nuestros garantes de la seguridad no deben verse envueltos en esas cuitas políticas.

Pero no es este el trasfondo que pretendemos al realizar el editorial sino hablar de la nueva situación que se ha creado en la Policía Local de Cieza. Concretamente en su organigrama comunicativo con los medios de información. Recientemente, se ha creado en Cieza la figura del Portavoz de Comunicación de la Policía Local. Para los medios de comunicación, es innegable que esta figura facilita enormente el cometido informativo. Además, este portavoz está realizando el trabajo de manera muy profesional y la información fluye rápidamente. Ya no es imprescindible, como sucedía con anterioridad, que los medios nos busquemos “nuestras fuentes”, fiables, eso sí, y que se seguirán empleando.

La decisión que se ha adoptado en el organigrama comunicativo policial es bidireccional e importante. Los decimos porque es necesaria para ambas partes, tanto para la ciudadanía como para el ente policial. Por un lado, los ciudadanos y ciudadanas de Cieza conocen de primera mano y en escaso tiempo el trabajo que realizan las fuerzas de seguridad (una labor productiva y encomiable) y, por el otro lado, la Policía Local de Cieza se asegura que su trabajo sea conocido (y reconocido si uno lo observa con detenimiento) por la ciudadanía, que es a quienes se deben.

En definitiva, este es una gran paso en pro del conocimiento (y reconocimiento) y transparencia necesaria en cualquier sociedad que se precie. Porque la Policía Local no es el “enemigo”, sino todo lo contrario: son quienes velan para que la ley se cumpla y podamos vivir con tranquilidad.

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario