Tres encapuchados asaltan a punta de pistola una vivienda rural de Cieza

tres-encapuchados-asaltan-a-punta-de-pistola-una-vivienda-rural-de-cieza
   Imagen de archivo del paraje ‘El Elipe’

Los atracadores, que actuaron con violencia, encañonaron al propietario de la casa de campo, que se encontraba con su mujer, y robaron 200 euros, los teléfonos móviles de las víctimas y las llaves de un vehículo

Javier Gómez

Este miércoles por la noche tuvo lugar un suceso muy violento. Tres hombres encapuchados asaltaron una casa de campo en el paraje de ‘El Elipe’ armados con una pistola, una barra de hierro y un machete, éste último lo cogieron de la misma vivienda. En el interior de la casa se hallaban, en el momento de los hechos, los propietarios, un matrimonio de mediana edad.

Los atracadores, que hablaban un castellano fluido pero con acento magrebí, actuaron con suma violencia, más verbal e intimidatoria que física. Cuando la propietaria de la vivienda se disponía a cerrar la puerta exterior fue asaltada por la espalda, taponando su boca para que no pudiera pedir ayuda, e introducida por la fuerza en el interior. Una vez dentro, se abalanzaron sobre su marido y uno de los atracadores lo encañonó con una pistola en la sien mientras que la mujer fue postrada de rodillas por la fuerza, lo que le ocasionó múltiples laceraciones.

Uno de los individuos se dirigió al propietario conminándole a que le entregara “todo el dinero que había en la casa, que sabía que era una gran cantidad”. Sin embargo, le entregaron 200 euros, que era lo que en realidad tenían. Otro de los atracadores amenazó con “rajar” el rostro de la mujer si no les entregaban más dinero, “pues estaban convencidos de que ocultaban una mayor cantidad”, sostienen fuentes consultadas por esta redacción.

Fueron momentos de alta tensión. Los propietarios les aseguraban a los atracadores que no disponían de más dinero y éstos procedieron a registrar toda la casa. Durante el registro no encontraron más efectivo, solo algunas joyas pequeñas que no se llevaron, aunque sí cogieron los teléfonos móviles de la pareja y las llaves del coche, probablemente con la intención de que no les siguieran ni dieran un rápido aviso a las autoridades.

Inmediatamente, emprendieron la huida, amparados por la oscuridad de la noche. Durante la huida no se escuchó ningún ruido de motor, por lo que se sospecha que la llevaron a cabo a pie, quizás hasta algún lugar apartado donde hubieran dejado un vehículo para escapar.

Finalmente, no hay que lamentar daños personales, a excepción de las laceraciones sufridas por la propietaria. Sin embargo, el susto fue de considerables dimensiones. 

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario