Violet, la energía de la música

violet

ENTREVISTA

Los acordes rotos, los solos, el ‘tumtumpá’ de la batería pero, sobre todo, la amistad cumplen 10 años en las notas de punk-rock del grupo ciezano

Miriam Salinas Guirao

Violet es el tono de una generación ciezana, el toque incansable de entre veinte y treinta años que suena por encima. Violet es el sonido distorsionado de una Gibson, y el punteo de una Fender Telecaster. Violet es el canto roto al amor, al desamor, a la amistad y a la vida. También al oeste, al sur, a Santiago, a Kazimierz… Violet es una quedada de domingo “con guitarras y litros”, ensayos interminables, giras a deshoras y una plaza cantando al ‘verano’. Violet es un riff melódico que alimenta el sonido, unas manos al ritmo de metrónomo golpeando, unas gafas de sol de noche y un viaje infinito. Violet es la fuerza, cinco partes de un buen trabajo.

El nacimiento de Violet

Todo surgió a partir de la idea de Ernesto Navarro, que ya venía curtido en experiencias musicales. Su objetivo fue crear un grupo dentro de sus gustos musicales y, a su vez, dentro de Cieza. Antes de la formación de Violet, Ernesto Navarro había formado parte de otros grupos, donde destacan Estado Kaotico y Andelma. Fue en 2009 cuando Ernesto decidió unir a dos amigos músicos, a Juan, elegido para la batería, y a Mario, al bajo. Cuando el grupo empezó a coger fuerzas, Mario propuso a Ricardo como guitarrista, “un chaval que todavía no había cumplido la mayoría de edad, pero que venía con muchas ganas y le sobraba experiencia con la guitarra”, cuentan.

Fue en 2012, cuando el grupo publicó su segundo trabajo, y Ricardo, el guitarrista, residía en Valladolid. Por eso Violet se vio en la necesidad de incorporar una nueva guitarra. Para ello, tiraron de “familia, amigo, y por supuesto, compañero de escenario”. Ese era Ernesto Angosto, “no tan bueno tocando como el puto amo del Luces (Ricardo), pero bah, no estaba mal”, bromean.

A partir de ese momento Violet se configura como ha permanecido hasta el momento, casi a punto de ver la luz su cuarto trabajo. “Y desde entonces, la formación no se ha modificado, pues cada uno de los integrantes tiene su papel en el grupo, papel que, si se alterara, modificaría la esencia del grupo, que por qué no decirlo, desde el primer momento, todos nos hemos sentido parte de esta familia que es Violet”, recalcan los músicos.

Los cinco de Violet

El sonido que bebe de la mezcla de varios estilos es producto de la comunión de diferentes personalidades. Sus dos álbumes, ‘El Camino’ y ‘¿Dónde está la calma?’, suenan enérgicos y con personalidad. Pero ¿quiénes son las personas detrás de cada instrumento? Ernesto Navarro es la voz principal y guitarra rítmica, Ricardo ‘Luces’ es guitarra solista, Mario bajista, Juan batería y Ernesto Angosto también guitarra solista. Los cinco dejan claro que “entre todos” se ocupan de las segundas voces.violet1

Suenan en Violet canciones rítmicas, con un aroma definido pero abierto. El blog ‘Discos de ayer y de hoy’ hacía una reseña muy completa sobre los temas de Violet: “Desde Cieza (Murcia) nos llega el segundo trabajo de Violet publicado en 2016. Díez temas de rocanrol nacional, a veces más urbano otras veces más melódico. Sorprende de primeras que el inicio del disco “Consenso y excusa” se aleje de la apertura típica de guitarreo y zapatilla para ofrecernos un medio tiempo rockero con coros femeninos, dejes a Platero y tú y un guiño a Rosendo en el estribillo con su “Deja que les diga que no”. Un potente riff da paso a “Réquiem”, un canto de pleitesía al rock and roll con menciones a Los Suaves, Joe Strummer de The Clash, un corte muy enérgico con un tramo final acelerado con pasajes melódicos de guitarra. “De Santiago al Sur” pone el punto intimista con un corte semiacústico con sensibilidad más cerca del rock de autor. “Todo lo que no” con una línea vocal que recuerda a Kutxi Romero pero con un registro menos rugoso nos lleva por un nuevo tema con un enfoque melódico y llevo de emotividad que gana intensidad en el estupendo solo de guitarra. “Texas hold us” es un rock and roll vacilón y bailongo con aire setentero. “Indios y vaqueros (oh me oh my omg)” es un dinámico corte en donde mezclan sin tapujos el rocanrol con un estribillo muy movido cercano a bandas como Franz Ferdinand. “Vaivén” es más directa, de carácter rockero ortodoxo, de esas que funcionan en directo a la perfección. “¿Dónde está la calma?” es un potente medio tiempo con un registro más grave y sin renunciar a los pasajes melódicos. “Despistao” encara el tramo final del disco con energía y cañeras guitarras, uno de los cortes más contundentes del disco, cerrando el disco está “El reloj” que contrasta con el tema anterior ofreciendo una cara llena de fragilidad e intimismo. Un trabajo hecho con mimo, dentro de la escena del rock nacional han sabido dotar al disco de variedad y dinamismo”.

Su mezcla, sin olvidar nunca el rock, crea trabajos cuidados con un toque diferenciador. Como ellos cuentan “la forma de componer los temas ha ido variando a lo largo de los años, antes nos centrábamos mucho en la música, especialmente en la guitarra. Actualmente la composición parte de una guitarra acústica y una línea simple de voz que al llevar al local de ensayo se modifica y se viste con la aportación del resto de la banda”. La letra es otra cosa. No hay tema que no tenga un verso que se pueda hacer lema. No se sigue un sentimiento, aunque es recurrente figuras relacionadas con los lugares y los caminos que se van atravesando. Cada miembro tiene su tema favorito: Ernesto N. elige un tema del nuevo disco que pronto verá la luz, llamado “Periodo especial”, Ernesto A. elige “Vivir en veces”, Juan elige “Dos Letras”, Mario elige “Vaivén” y Ricardo “Tú y yo, y los demás”.

El mejor concierto 

“Es difícil elegir”, -señalan- “tenemos que reconocer que lo hemos pasado muy bien estos años. Entre todos podemos destacar el concierto que dimos en Madrid en la Sala Caracol junto a NoProcede. Nos invitaron para tocar en el concierto de presentación de su nuevo disco, y no nos conocíamos de nada, pero la experiencia fue increíble y esa noche ganamos a unos buenos amigos. La sala estaba llena, y todo sonaba brutal, esa noche el rock se sentía como nunca, y creo que es esa sensación la que hace destacar este concierto”, describen. Pero Violet no olvida su tierra: “También recordamos con mucho cariño el primer concierto en la feria de Cieza, donde, desde el escenario principal de la Plaza de España, veíamos cómo se nos recibía con el espacio prácticamente lleno cuando solo llevábamos un año tocando. Por supuesto esperamos que el concierto de celebración de nuestro décimo cumpleaños supere a todos los demás”, añade Ernesto A.violet2

El nuevo disco

El nuevo trabajo de Violet viene cargado de ganas, de letras muy potentes y de música que no pasará desapercibida. “Este nuevo trabajo va a ser muy distinto a los anteriores en cuanto a su formato y a su presentación. Es un disco más corto que los demás, pero es mucho más concreto, más directo. De hecho, ya que hemos hablado de la composición, aquí hemos cambiado radicalmente. Todas las canciones se han escrito a la vez que salía la música, y esto es muy importante respecto a los anteriores trabajos. En los otros discos perfeccionábamos la música, y se dejaba un poco la voz para el final. Ahora, al salir todo a la vez las canciones suenan mucho más naturales. El disco suena fresco y cañero, por supuesto, es más maduro, pero tiene la energía de nuestros primeros temas. Tenemos muchas expectativas puestas en este disco, que muy pronto estará disponible”.

Para Violet “estos 10 años han sido un calentamiento, lo mejor está por venir”. “Traemos un discazo de rock and roll que nos da fuerza para seguir muchos años más”, añaden.  Y se podrá escuchar en primicia el próximo viernes 12, a las 23:00 horas en el Carmen Café-Lounge. Violet va a celebrar esta gran etapa de 10 años, en un concierto pensado para sus seguidores más allegados, con temas clásicos, colaboraciones de amigos de la banda, y además con el gusto de contar “con los chavales de Aguacero, que traen frescura al rock, y aunque ya tienen experiencia sobre las cuerdas, están empezando en el mundo de los escenarios, así que será bonito celebrar el aniversario con ellos”, apuntan.

Violet es el tono de una generación ciezana, el toque incansable de un pueblo que no descuida la música, que expresa, que siente. Violet es rock and roll.

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario