Cruz Roja fomenta el aprendizaje de primeros auxilios entre la población femenina de etnia gitana

cruz-roja-fomenta-aprendizaje-primeros-auxilios-poblacion-femenina-etnia-gitana

El programa de Prevención y Promoción de la Salud, de Cruz Roja de Cieza, ha realizado un Taller teorico-práctico de primeros auxilios sobre Conducta PAS (Proteger, Avisar y Socorrer) y conducta  AVA (Advierte, Valora y Actúa) para el colectivo femenino de etnia gitana

Crónicas de Siyâsa/Cruz Roja

En el taller han  participado un grupo de mujeres  pertenecientes al Programa de desarrollo e intervención con población gitana de Cieza. La actividad se desarrolló el martes 13 de marzo en las instalaciones municipales, ubicadas en los pisos blancos del municipio. Ha sido impartido por voluntarias de Cruz Roja de Cieza con conocimientos sanitarios.

Estas mujeres han aprendido cómo detectar la parada cardiorespiratoria (RCP) y qué se debe hacer. “Tras un accidente y aunque no sepamos la causa, si vemos que una persona está inconsciente y no respira espontáneamente, se debe de realizar inmediatamente y hasta que lleguen los servicios de urgencia, las maniobras de reanimación cardiopulmonar”, declaran fuentes de la asociación ciezana. En el mismo se abordaron casos prácticos sobre accidentes bien de tráfico, en el hogar o en cualquier otro lugar.

El objetivo del taller ha sido enseñar a este grupo de mujeres a actuar ante los accidentes, sobre todo a aprender a prevenir y a actuar una vez ocurren. “Han aprendido a actuar ante los accidentes con orden y serenidad, para que la atención a la persona herida sea lo más correcta posible. Se les ha explicado igualmente como actúa el 112 de emergencias una vez hemos solicitado ayuda”, concluyen desde Cruz Roja.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

One thought on “Cruz Roja fomenta el aprendizaje de primeros auxilios entre la población femenina de etnia gitana

  1. LA GITANA MUDA NOS VUELVE DE CENTROEUROPA De gitanos caravana orillada al matadero se abrían a la mañana, cuando el sol a su ventana alumbraba tempranero. Chisporroteaba el fuego calentando unos pucheros, hilando un tráfico luego un humo en ascenso ciego y rasgueos guitarreros. Las gitanas pululando transitaban por la calle, buenaventura ofertando y baratijas mostrando que escondían en el talle. Ellos a la pata llana a la sombra del borrico, mostraban una galbana y una apática desgana de cigarro en el hocico. Ella caminaba sola, temerosa la mirada, tiesa como una farola y los coruchillos la ola le hacían a la enmudada. Siempre el atuendo de luto de los pies a la cabeza, y su silencio absoluto y la miseria su fruto, su castillo y fortaleza. Pidiendo de puerta en puerta y volviendo uno y otro año, si hallaba una casa abierta hacía entrada encubierta y perpetraba su daño. Arrugada su tez negra, y sin vivir en la duda el trabajo no la alegra y en España no se integra jamás la gitana muda. Saturnino Caraballo Díaz El Poeta Corucho

Escribir un comentario