Desmantelada una plantación de marihuana en un chalet

desmantelada-una-plantacion-de-marihuana-en-un-chalet

Al detenido se le imputa un delito de tráfico de estupefacientes y otro de defraudación de fluido eléctrico, ascendiendo el consumo estafado a unos 40.000 euros. Este chalet había sido alquilado con el fin único de instalar una plantación de marihuana, dotada con una tecnología muy profesional y de última generación

Crónicas de Siyâsa/Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un individuo de nacionalidad española y 35 años de edad  como presunto autor de un delito de tráfico de estupefacientes y otro de defraudación de fluido eléctrico. La  plantación incautada estaba oculta en el interior de una  vivienda unifamiliar del municipio de Molina de Segura. Se aprendieron  840 plantas de marihuana listas para ser cosechadas y comenzar  su comercialización así como 40 gramos de cogollos.

La operación tuvo lugar hace unos días tras una investigación que se inicia en el mes de mayo, gracias a la colaboración ciudadana que aporta información relacionada con la apreciación de olores característicos que desprende este tipo de platas; así como por las vigilancias y gestiones policiales.

A raíz de dicha información y de las investigaciones llevadas a cabo, se pudo ubicar tanto el domicilio donde se podría estar cultivando y elaborando  sustancia estupefaciente, como la persona responsable del mismo.

Las pesquisas policiales  recabaron los indicios suficientes y  constataron que dicho chalet había sido alquilado con el único fin de instalar en él una plantación indoor de cultivo de marihuana.

Los agentes actuantes en el registro domiciliario se encontraron con una compleja y sofisticada infraestructura  dotada con aparatos eléctricos y útiles para el cultivo de última generación, que denotaba una instalación muy profesional y económicamente muy costosa.  Interviniéndose 100 focos de cultivo, 10 aparatos de aire acondicionado, 108 transformadores y 3 filtros de cultivo. Así como 840 plantas de marihuana y 40 gramos de cogollos.

Para mantener este tipo de instalaciones y que tenga una rentable producción necesita de un consumo muy elevado de kilovatios, no dudando en conectarse ilegalmente  a la corriente eléctrica. Generando en este caso una defraudación de más de 40.000 euros a la compañía eléctrica. 

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario