Editorial

editorial-ladrillo-golf-agricultura

EL LADRILLO EL GOLF Y LA AGRICULTURA

El Ayuntamiento de Cieza, es decir todos los ciezanos y ciezanas, se enfrenta al pago de una indemnización de 600.000 euros por el incumplimiento contraído con la mercantil Cieza Golf. Es cierto que todavía cabe el recurso presentado ante e Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia. Pero no nos engañemos; si ya existe una sentencia en contra de los intereses municipales, el asunto ‘no pinta nada bien’. Además, esta sentencia puede ser un reclamo para las siguientes mercantiles, también en el ámbito de los campos de golf, que pueden decidirse a demandar al Consistorio si el viento sopla favorable para sus intereses. Cabe recordar que Cieza Golf se encuentra en concurso de acreedores por lo que si, finalmente, la justicia les da la razón el dinero que les corresponda de la indemnización vaya a parar, efectivamente, a los acreedores y no se pierda por el camino.

Este es el resultado del modelo que ha imperado en España (no únicamente en Cieza) en los últimos años y cuyo resultado es de todos conocidos: una crisis económica galopante en la todavía no hemos visto la luz, aunque los índices macroeconómicos expongan lo contrario. Políticos y estadísticos deberían preguntarles a las familias, al común de los corrientes, qué les afecta más: la macroeconomía o la microeconomía (la del día a día de los hogares).

Cieza se iba a convertir, según nos dijeron, en una potencia turística y se iban a construir miles de viviendas. Vendrían los golfistas por miles para dejar un suculento beneficio a la localidad. Pero era una fantasía, todo en quedo en nada. Bueno, peor que en nada. Por el momento en deudas.

En la última encuesta que realizamos en Crónicas de Siyâsa, los lectores, mayoritariamente, exigían responsabilidades políticas y patrimoniales (un 80%) o solamente políticas (un 10%). Mientras que aquellos que consideraban que todo se realizó correctamente eran el 10%. Lo que pretendemos poner de manifiesto es que el ladrillo, la construcción y los hipotéticos campos de golf fueron, en su momento, ‘pan para hoy y hambre para mañana’, y en determinados casos, ni eso. El modelo económico de una población no debe basarse en el “pelotazo” y la especulación, porque al final sucede lo que acabó pasando: la burbuja se pinchó. Y también hay que tener cuidado con ciertas tendencias que se practican en el sector agrario (del que, actualmente, dependemos). Existen grandes empresas, y no tan grandes, que están poniendo en producción miles de hectáreas a las cuales será muy difícil abastecer debido al déficit hídrico de la cuenca del Segura.

Cieza necesita, imperiosamente, un modelo económico eficaz. En anteriores ocasiones hemos resaltado esta necesidad. La agricultura es el sector que está manteniendo la economía ciezana pero es requisito imprescindible potenciar tanto la industria como el turismo. Los pasos que ha dado el equipo de gobierno (con ‘Floración y Golosinas Vidal) van en esa línea, aunque se deben maximizar los esfuerzos y seguir caminando en dicha dirección y no ceder ante la autocomplacencia. Estamos ante una carrera de fondo. Por ello, el aspecto que debemos tener presente, parafraseando a Jorge Santayana, es que el pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla. Por tanto, aprendamos de nuestros errores (nuestros “pelotazos”) y marquemos una línea de crecimiento económico coherente, sostenible y duradera.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario