Editorial

editorial-saborarte-dia-internacional-mujer

SaborArte y la manifestación del Día Internacional de la Mujer en Cieza

Acaba de concluir SaborArte dejando un sabor positivo en los paladares ciezanos. Tanto es así que ha vuelto a batir el récord de visitantes para el evento, que el año pasado se cifró en 10.000. Todo un hito para un evento gastronómico con apenas tres años de existencia.

Desde su nacimiento, al amparo del proyecto turístico Floración, su trayectoria ha ido “in crecendo”. Y, por el momento, no parece tener límite. De la mano de este evento han aterrizado en Cieza los mejores chefs para deleitar el paladar de visitantes y ciezanos. Además, ha sabido diversificar sus actividades, talleres y concursos, y la prueba evidente es el aumento de visitantes que cada año repercute también en los comercios locales.

SaborArte, y Floración en su conjunto, ha resultado ser todo un acierto. El municipio se encuentra rebosante y bullicioso de actividades y turistas durante las fechas en las que discurre el programa. Las calles rebosan vida y la actividad económica “florece” y se diversifica, algo siempre necesitado en la localidad que años atrás parecía anquilosada en las mismas actividades económicas. Así, por tanto, que el ingenio de los programadores no pare. Será la mejor señal. La señal del continuo crecimiento de Cieza.

Esta semana también tenemos que hablar del recién celebrado Día Internacional de la Mujer. Todo ha cambiado en muy poco tiempo. Parece que la sociedad en general, y las mujeres en particular, comienza a “exigir” con firmeza un cambio necesario. El de la igualdad de género en todos los ámbitos. La manifestación que tuvo lugar por las calles ciezanas así lo demuestra. Fue multitudinaria. Participaron personas a título individual, colectivos feministas y la concejalía de Mujer e Igualdad, que cumple sus funciones y tiene en su máxima representante, la edil Cristina García-Vaso, a la mejor exponente de lo que representa en esencia una mujer luchadora.

Sin embargo, a pesar de que la sociedad solicita ese “justo y necesario” cambio en las relaciones de género, también esta semana nos ha sorprendido la desagradable noticia de que con nosotros conviven “alimañas” que no respetan absolutamente nada. En la localidad se ha desmantelado una trama que traía a España a mujeres inmigrantes, bajo falsas promesas de trabajo, para obligarlas a prostituirse. Estas personas, carentes de moral, de escrúpulos y de empatía por sus semejantes se merecen que se les aplique el peso de la justicia con todo su rigor.

Por todo ello, nos alegramos al observar el cambio positivo que experimenta la sociedad pero somos conocedores de que todavía queda mucho camino por recorrer. No se puede bajar los brazos hasta que la igualdad sea efectiva y real en todos los ámbitos de la sociedad.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario