Editorial

editorial-unidad-hemodialisis

LA UNIDAD DE HEMODIÁLISIS DEBE QUEDARSE EN CIEZA

Se un montado un gran revuelo con la posible salida de la unidad de hemodiálisis del Hospital de La Vega Lorenzo Guirao. La empresa externa que lleva a cabo este servicio ha planteado la posibilidad de trasladarlo a la vecina localidad de Abarán, aunque desde del Servicio Murciano de Salud alegan que no es definitivo. Y no debería serlo.

Para su posible salida se argumenta como causa la falta de espacio en el Hospital de Cieza, motivo con el que no están conformes los afectados que inciden en que existen más áreas cerradas en el centro hospitalario. Las principales desventajas que sufrirían los pacientes, aproximadamente 30 de Cieza, 10 de Abarán y 5 de Blanca, consisten en que actualmente el desplazamiento es mucho más rápido y no necesitarían ambulancia, en el caso de los ciezanos, y que si se trasladase fuera en caso de hospitalización ésta debería realizarse en Murcia, en el Hospital Virgen de la Arrixaca.

Los alcaldes de los Ayuntamientos afectados, de distintos partidos políticos, se han movilizado, y reunido con los pacientes, para intentar darles una solución. Ésta pasaría por solicitar a la CARM la construcción de unas dependencias autónomas que sean colindantes con el centro hospitalario. Incluso el propietario del solar lo cedería gratuitamente, lo que nos parece muy loable por su parte.

Sin embargo, consideramos que la unidad de hemodiális debe permanecer en el Hospital de la Vega Lorenzo Guirao. No debe salir de la localidad ni realizarse nuevas construcciones, aunque esta solución podría ser una alternativa viable ante la posible salida. El Hospital de Cieza no ofrece los servicios que deberían tener un centro de sus características. El área IX se hace cargo de más de 35.000 pacientes en Cieza, 55.000 en total contando los municipios de Abarán y Blanca. Un área comarcal de estas dimensiones debería ofrecer unos servicios acordes. Si bien es cierto que se están produciendo mejoras e inversiones, también lo es que el traslado de la unidad de hemodiálisis supondría un retroceso.

Hay servicios que se echan en falta en el centro hospitalario. Entre los servicios de los que carecemos, cabe preguntarse por qué ningún ciezano y ciezana menor de cuarenta años ha nacido en la localidad. Sin embargo, otras áreas si disponen de Maternidad como la Yecla, que tiene un número de potenciales pacientes similar a la del área IX. Y así, otros tantos servicios que se deberían ofrecer a la comarca, evitando desplazamientos y estancias en la capital tanto para pacientes como para familiares.

La Sanidad, junto con la Educación y las Pensiones, son pilares básicos del Estado del Bienestar. Y no es de recibo que se sufran carencias o recortes (se le puede llamar como uno quiera). Nuestros políticos deben plantearse que ellos representan a la ciudadanía, que es quién les ha puesto en el cargo y a quién se deben. Por tanto, la unidad de hemodiálisis no debe salir del Hospital de Cieza. Porque la salud de las personas es primordial.

 

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario