Eduardo López fue condecorado como un gran maestro de artes marciales

eduardo-lopez-condecorado-gran-maestro-artes-marciales
   Imagen de Cieza.es

El profesor ciezano de artes marciales homenajeado en Cieza y Murcia por defender a una mujer que estaba sufriendo una agresión de violencia de género, Eduardo López Giménez, ha recibido en Córdoba una de las máximas condecoraciones que se entregan en este ámbito

Crónicas de Siyâsa/Cieza.es

El salón de actos de la Facultad de Filosofía y letras de la ciudad de Córdoba sirvió de escenario en el que se desarrolló la IV Edición de la Entrega de Medallas del Concilio de Maestros.

En dicho acto se entregó el título de Madrina a Coral Bistuer, una de las deportistas españolas más laureadas, campeona del mundo, campeona olímpica, campeona de Estados Unidos, medalla al mérito deportivo, miembro de la orden de los deportistas olímpicos, etc. Asimismo, López dedicó la Estrella de Oro “a todas las víctimas de la violencia de género que ya no están entre nosotros”.

Además del ciezano Eduardo López, maestros de Brasil, Uruguay, Alemania y de toda España fueron nominados a la entrega de las medallas en sus distintas modalidades destacando: Maestro Flavio, uno de los grandes exponentes del jiujitsu mundial. Choyu Hentona, uno de los primeros maestros japoneses en difundir el karate en nuestro país. Salvador Herraiz, maestro de karate muy prestigioso y autor de 14 obras para difundir esta disciplina. Paco del Rosal, judoka cordobés con medallas nacionales e internacionales. César Pérez, judoka cordobés con una dilatada e incansable carrera repleta de premios mundiales, entrenador y divulgador incansable del judo. Valentín Sánchez, campeón nacional y subcampeón del mundo de taekwondo. Belén Camino, hija de Antonio Camino, divulgador del hapkido en España y ya desaparecido. José Luis Navarro, campeón de Europa de boxeo. Juan Murillo, divulgador del taekwondo, seleccionador andaluz y nacional y uno de los maestros más prestigiosos y respetados.

La condecoración recibida por el ciezano tiene la principal finalidad de premiar y distinguir la labor profesional de los maestros que han seguido una línea de trabajo serio. Personas que han dedicado muchos años a la docencia, exhortándolas para que sigan perseverando por el camino de las artes marciales con humildad, dando ejemplo con su trabajo. La medalla está formada por una estrella de ocho puntas en oro brillo que representa la luz que ilumina el buen camino.

El Concilio de Maestros de las Artes Marciales de España es una entidad privada con un carácter no lucrativo, cuyos objetivos son velar y proteger los valores morales, éticos y tradicionales que siempre distinguieron a las artes marciales.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario