El CD Cieza ve la luz (1-2)

el-cd-cieza-ve-la-luz-1-2

Los esparteros recuperan la senda del triunfo de forma merecida y justa

Javier Gómez

NUEVA VANGUARDIA ESTUDIANTES: Iván, Jaime, Liao, Trujillo, Uriel, Canda (84’ Wang), Valor (61’ Yang), Vera, Silva, Godoy, Platas (70’ Belando)

CD CIEZA: Adrián, Yayu, Javi Parralo, Kike, Valentín, Juanjo, Salinas, Ñico (85’ Massimo), Juanjo Moreno (88’ Pepón), Omane y Pelé (Rubén Ródenas)

GOLES: 0-1 (25′ Omane); 1-1 (34′ Platas); 1-2 (74′ Rubén Ródenas)

Los esparteros volvieron a encontrase consigo mismos. A recuperar el tono de juego alegre e incisivo que les caracterizó al inicio de la temporada. Y esa es la mejor noticia, al margen del resultado. Es el primer paso para tratar de remontar el vuelo en un año que se les ha puesto muy cuesta arriba.

Ya avisaba Calatayud esta semana que a los chicos no se les podía reprochar trabajo y actitud y que seguirían trabajando duro en los entrenamientos. Cierta afirmación. Pero tienen que pulir y mejorar los fallos defensivos y de coordinación que, a estas alturas y ante la situación necesitada en la que se encuentra el equipo, son auténticas losas que hunden todo el trabajo.

Comenzó el CD Cieza herido. Salió a por todas. A los 12 minutos tuvo que emplearse a fondo el portero local. A la salida de un córner la tuvo Pelé. Remató con intención pero el meta del Nueva Vanguardia estuvo inspirado y paró el remate.

Era solo un aviso de las intenciones esparteras. 8 minutos después Omane erraba un mano a mano con el portero. Cada vez más claro el acoso ciezano y las ocasiones de las que disfrutaba. Y a la tercera fue la vencida. En el minuto 25, otra vez Omane se plantaba ante arquero, y esta vez no perdonó. Puso el 0-1 en el marcador, que hacía justicia a los visto en el césped.

Pero todo lo labrado hasta entonces se fue por la borda. Como siempre, los errores mataban al Cieza. Un mal entendimiento entre la defensa y Adrián fue aprovechado por Platas para lograr la igualada en el minuto 34. Cundió el desconcierto y el desánimo en las filas esparteras y todavía pudo ser peor. Al filo del descanso el CD Cieza fue castigado con un penalti. Muy mal se ponía un partido que 10 minutos atrás tenían dominado los granas. Minuto 45 y la tempestad se cernía sobre el equipo visitante. Y surgió la figura, enorme, de Adrián. El meta ciezano paró la pena máxima y frenó la sangría.

Los goles y los fallos al borde del descanso tienen efecto psicológico. Y así fue. El Nueva Vanguardia salió entumecido de la caseta y los ciezanos con la moral a tope, otra vez. Los primeros 20 minutos de la segunda parte el Cieza se volvió a adueñar del encuentro. Sacó la mejor cara. Javi Parralo no consiguió acertar en otro mano a mano visitante ante Jaime. Pero el killer rojillo no perdonaría. Rubén Ródenas en 74, solo 4 minutos de saltar al verde, ponía al CD Cieza por delante. El 1-2 volvía a hacer justicia. Además, fue un golazo. El delantero espartero cazó un balón colgado, de chilena, y lo alojó en las mallas murcianas.

A falta de 5 minutos para el final fue expulsado el local Silva.Y el partido llegó tranquilamente, para los intereses visitantes, a su final. Una justa y merecida victoria que da alas a los ciezanos.

La victoria ante los murcianos, a los que cede el farorillo rojo, coloca al CD Cieza antepenúltimo a solo 3 puntos de la salvación. La próxima jornada los esparteros deberán dar el do de pecho, en La Arboleja, frente al segundo clasificado de la categoría: el Churra Gesa.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario