El interior del Valle de Ricote esconde el Salto de la Novia

el-interior-del-valle-de-ricote-esconde-el-salto-de-la-novia

ENTREVISTA

Al destape de un yacimiento romano

 Miriam Salinas Guirao

El Salto de la Novia se halla en pleno corazón del valle que recorre el Segura, en una posición privilegiada de control sobre el territorio: un tesoro escondido entre Ulea y Ojós, a unos kilómetros del yacimiento ciezano de Bolvax.

El yacimiento romano que guarda el Salto de la Novia ha recibido las necesarias obras de conservación y restauración. Los trabajos se han desarrollado por un equipo formado por la conservadora-restauradora y directora del proyecto, Olga María Briones, y la arqueóloga María José Morcillo que, junto a cuatro auxiliares, ciezanos y uleanos, han llevado a cabo las obras. La primera fase de este proyecto, que tenía un plazo de ejecución de dos meses, ha consistido fundamentalmente en la limpieza, consolidación y restauración de las estructuras.

Entrevistamos a dos mujeres que han formado parte imprescindible del trabajo: María José Morcillo es arqueóloga, natural de Cieza, licenciada en Historia. Máster en Arqueología Aplicada y en Educación Secundaria. Es gestora cultural. También es presidenta de la Asociación Voluntarios de Siyâsa, ha formado parte de diferentes excavaciones en la geografía regional: Bolvax, el Salitre, el Salto de la Novia o Siyâsa. Actualmente de la mano de Arqueonaturaleza está ejecutando varios proyectos en Cieza, Mazarrón, Puerto de Mazarrón, Librilla, Alcantarilla y Ulea.

Olga María Briones es restauradora, licenciada en Bellas Artes con la especialidad de Conservación-Restauración de Bienes Culturales. Directora de Restauración de la empresa Arqueonaturaleza. Ha realizado multitud de proyectos e intervenciones de conservación y restauración en escultura, pintura de caballete, pintura mural y en numerosos materiales y yacimientos arqueológicos, fundamentalmente en Andalucía y la Región de Murcia, destacando, de esta última, el Conjunto Monumental de San Juan de Dios, Museo de Santa Clara y San Esteban en Murcia, Cerro del Castillo y Las Paleras (Alhama de Murcia), El Salitre (Librilla), el Salto de la Novia (Ulea), y Siyâsa (Cieza).

IMG_6351

Pregunta- ¿Cómo comienza este proyecto? ¿Por qué en el yacimiento del Salto de la Novia?

Respuesta- Olga: Este proyecto se inició hace más de 10 años cuando el Ayuntamiento de Ulea encargó a la empresa Arqueonaturaleza un Plan Director del Yacimiento Salto de la Novia para recopilar toda la información existente sobre el yacimiento y establecer los criterios más adecuados de actuación. Posteriormente se intentó en diversas ocasiones conseguir financiación mediante la presentación de proyectos al 1% Cultural para trabajos de conservación o enriquecimiento de bienes inmuebles del Patrimonio Histórico Español con fondos asignados por el Ministerio de Fomento, pero no ha sido hasta 2019 cuando se consiguió la financiación necesaria para ejecutar el Proyecto de Conservación-Restauración del Yacimiento Arqueológico Salto de la Novia de Ulea, enmarcado en las subvenciones de la Consejería de Turismo y Cultura de la CARM a entidades locales de la Región de Murcia para la realización de intervenciones en yacimientos arqueológicos y paleontológicos, cofinanciado por el Ayuntamiento de Ulea.

P- Un yacimiento abre de nuevo sus entrañas, en esta ocasión, entre Ulea y Ojós, en un enclave delicioso, en mitad del valle de Ricote y cerca del ciezano yacimiento de Bolvax. ¿Qué ha podido extraerse de la primera fase de esta campaña?

R- María José: Las actuaciones que se han llevado a cabo durante la ejecución del proyecto de restauración han mostrado los muros excavados durante los años 70 del pasado siglo, estos muros muestran diferentes estancias de viviendas construidos con distintas técnicas constructivas, lo que seguramente está evidenciando dos fases arqueológicas, ambas de época tardorromana. Lo más monumental del yacimiento son los grandes alzados conservados después de tantos siglos, algunos de ellos con una altura de 2.5 metros aproximadamente.

P- La labor de los restauradores es proteger y conservar el patrimonio, ¿en qué han consistido los trabajos de restauración y acondicionamiento?

R- Olga: Las labores realizadas han sido de forma general: documentación fotográfica detallada, levantamiento topográfico, limpieza del espacio de forma manual tanto para eliminar las acumulaciones de tierra que se habían depositado sobre las estructuras a lo largo de los años como de la vegetación intrusiva (con supervisión arqueológica), tratamiento herbicida y biocida, consolidación química de las estructuras para devolver la resistencia mecánica al material disgregado, consolidación física mediante rejuntado de los muros de mampostería para evitar nuevos desplomes, reposición de los materiales desprendidos y colocación de hiladas de protección en la coronación de los muros para protegerlos de las inclemencias medioambientales.

P- He podido leer algunas leyendas sobre el origen del nombre, pero ¿cuál es el origen real de los términos?

R- María José: El topónimo que da nombre al yacimiento es el Salto de la Novia, que probablemente procede del latín Saltus Novus, que significa «Nuevo Desfiladero», ya que el yacimiento está ubicado entre dos farallones de roca caliza, además de encontrarse en una de las zonas más estrechas por donde transcurre el río Segura en el Valle de Ricote

IMG_3498

P- ¿Cuáles han sido las principales dificultades para llevar a cabo el proyecto?

R- Olga: Sin duda alguna uno de los principales problemas es la financiación y, en muchas ocasiones, también hay que añadir la dificultad de que se tratan de yacimientos muy aislados y de difícil acceso, pero en el caso concreto del Salto de la Novia no ocurre así porque está ubicado junto a un camino asfaltado de fácil acceso a escasos 500 metros del centro urbano de Ulea, la carretera local M-3, que es un tramo que forma parte de un Itinerario Ecoturístico dentro del Valle de Ricote, que une las diferentes localidades siguiendo la ribera del río Segura y sus hermosos espacios naturales.

 

P- La historia pretende ayudarnos a comprender el pasado, una vez acabadas las actuaciones de restauración, ¿se podrá visitar el yacimiento?

R- Olga: Tras las recientes actuaciones de limpieza, conservación y restauración son necesarias para su visita algunas intervenciones que se pretenden realizar en breve y que están encaminadas fundamentalmente a la protección, acondicionamiento de recorridos interiores y difusión del yacimiento arqueológico del Salto de la Novia, dotándolo de las suficientes medidas que garanticen su salvaguarda y facilitar su difusión mediante el acondicionamiento, musealización y puesta en valor para su visita mediante un uso racional y respetuoso.

P- Las últimas informaciones datan la ciudad amurallada entre los siglos IV al V después de Cristo, ¿ha influido la campaña en la determinación de la cronología?

R- María José: El principal fósil director para la cronología y los restos que más aparecen en un yacimiento siempre es la cerámica, durante esta campaña las actuaciones primordiales han sido la retirada de derrumbes y la limpieza de la cobertura vegetal, por lo que apenas ha aparecido cerámica asociada a estructuras que nos puedan ofrecer una cronología exacta, solamente nos ha aportado un periodo general de ocupación tardorromana entre los siglos IV al VI d.n.e. Tenemos la esperanza de poder continuar en un futuro y poder aportar a la investigación del yacimiento nuevos hallazgos y cronologías más concretas de ocupación.

P- Hay indicios de un incendio en la ciudad, ¿coincide con algún episodio de batalla en la zona?

R- María José: Al no poder ahondar más en la excavación arqueológica, no podemos demostrar si hubo o no algún ataque o área de batalla. Pero sí podemos indicar, que se trata de un asentamiento con entidad de ciudad amurallada, teniendo una funcionalidad principalmente defensiva ante cualquier ataque, algo totalmente lógico en esta época de inestabilidad política, económica y social del Imperio Romano y donde la población decide protegerse en un lugar con defensas naturales, amurallado y con un gran control de territorio.

P- Bordeando el Valle de Ricote existen diferentes yacimientos. ¿Había relación entre ellos?

R- María José: El Valle de Ricote, es un lugar único en la Región de Murcia y desde que comenzó su poblamiento, todos los pueblos o yacimientos arqueológicos han tenido relación entre ellos a lo largo de la historia. No se pueden entender de forma aislada los yacimientos sino que debemos tener en cuenta siempre la geografía y el territorio, por ejemplo, durante el periodo romano habría relación entre Bolvax, el Salto de la Novia y el Balneario de Archena, al igual que en época andalusí estarían conectados, Siyâsa, el Cabezo de la Cobertera (entre Abarán y Blanca), el Castillo de Blanca, el Castillo de los Peñascales en Ricote y el yacimiento de la Pila de la Reina Mora en Ulea-Ojós.

P- ¿Cuál es el futuro del yacimiento y cuáles serán las próximas actuaciones?

R- Olga: Las próximas actuaciones serán todas aquellas encaminadas a impulsar la gran importancia que tiene esta ciudad tardorromana, es un patrimonio que debe ser conservado, investigado, acondicionado, musealizado y difundido para el conocimiento y disfrute de los visitantes por su gran valor cultural, histórico, científico y social, ya que además de tratarse de una parte muy importante del acerbo cultural de la localidad y de la Región, también destaca por la excepcionalidad de su entorno natural y paisajístico, que lo convierte en un gran potencial cultural y turístico.

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario