La masonería en Cieza

masoneria-cieza
   Imagen de masones argentinos

La masonería tuvo su auge en Cieza en el último tercio del siglo XIX, como en el resto del país, y de ella formaron parte destacados personajes de la vida pública de Cieza y de la comarca. Se llegaron a crear dos logias, en 1819 y 1882, de corta duración

Javier Gómez

La masonería es considerada como un movimiento esotérico, filantrópico, filosófico, internacional y basado, principalmente, en la fraternidad. Desde sus orígenes han pertenecido a ella, o han sido sospechosos de pertenecer, grandes personajes de las élites de la sociedad.

A lo largo de la historia los masones han sido acusados, y en especial por la Iglesia Católica, de venerar a Dios bajo la forma del Gran Arquitecto del Universo. Aunque ellos mismos se han definido como una sociedad para el avance del desarrollo intelectual y social del ser humano. Cabe resaltar la especial inquina y persecución durante la época franquista. Algo lógico, pues los masones siempre fueron perseguidos y condenados por el Vaticano y Franco se consideró él mismo un firme defensor de la fe de Roma. La masonería se instala en Europa a finales del siglo XVII y principios del XVIII. En España lo hace a principios de este último siglo y tendrá su época de máximo desarrollo con el gobierno del Sexenio Democrático y cuando es menor el acoso católico hacia la logia.

La creación de la logia masónica en Cieza está, según el doctor en Historia Montes Bernárdez, íntimamente ligada a la fundación del Casino local el 1 de septiembre de 1847 y del Casino de Murcia unos meses antes. Así lo expone: “Extrañas coincidencias nos llevan a pensar que los casinos de Murcia, Moratalla y Cieza, de los primeros de la Región, se conformaron en la logia masónica ‘Hijos de Zoroastro’ nacida en 1843 o 1847, de la que formaban parte el vicepresidente del Casino ciezano Pascual Camacho Cortés y el primer presidente del Casino de Murcia, Juan López Somalo (1823-1895), futuro alcalde de Murcia. Pascual Camacho Cortés acabaría creando una logia masónica en Cieza”.

Atendiendo a las tesis de Montes Bernárdez, en 1819 se formaba en Cieza una logia de corta duración temporal, siendo su organizador Felipe Ibargüen, gobernador militar y político de la localidad, Caballero de la Orden de Santiago y teniente coronel de infantería. A esta logia se afiliarían los principales señores de Cieza, debido a su carácter elitista, pues la masonería, principalmente, no estaba reservada para el pueblo llano.

Montes Bernárdez narra que no sería hasta varias décadas después cuando se inaugura la logia Cartella nº 164, en mayo de 1882. Ésta tendría, en teoría, una vida efímera hasta su cierre en julio de 1888. Entre sus miembros se encontraban una treintena de miembros, destacados personajes de Cieza, Murcia, Águilas, Jumilla, Archena, Fortuna y Abarán. Sus profesiones fueron de lo más variopinto: telegrafista, militar, médico, propietario, banquero, comerciante, molinero, escribano, farmacéutico, dependiente, maestro o carpintero, y regularmente cerca de los puestos políticos. Pero los ciezanos, algunos de ellos, ya se iniciaron en la masonería en 1848. Este es el caso de el Venerable Pascual Camacho Cortés (que antes de su muerte renunció a la masonería y se ligó a la iglesia comprando imágenes y financiando altares públicos y privados) y en 1870 lo haría su hermano Mariano. Posteriormente, harían lo mismo Mariano Juliá Barreri, Álvaro Aguado Moxó, Ángel Cervetto Belda y Baltasar Abellán Villazar, entre otros. Eduardo Caballero de Puga fue el representante de la logia en Madrid.

El doctor Montes Bernárdez alude que para su creación se reunieron previamente once miembros de la masonería, en Cieza, el domingo 12 de marzo de 1882, convocados por Pascual Camacho, levantando acta de la reunión en los siguientes términos:

“A.L.G.D.G.A.D.U. (A LA GLORIA DEL GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO) S.F.U. (Sabiduría. Fuerza. Unión)

En los Valles Carpetanos (ciezanos) a los doce días del mes de Nissam (marzo, primer mes del año masónico) del año 5882 (1882, los masones añaden 4000 años al calendario occidental) y previa citación hecha por el hermano Pascual Camacho (César) los maestros masones expresados al margen se reunieron en un lugar oculto a los profanos constituidos en reunión secreta. El hermano César 1º manifestó a los demás hermanos en una sentida alocución la conveniencia de levantar columnas en este Valle donde la masonería está llamada a resolver arduos problemas, desenvolviendo los gérmenes de perfectividad humana, estrechando los lazos fraternales, combatiendo el fanatismo y la superstición y practicando la caridad. Todos los hermanos oyeron con gusto tan elocuentes frases manifestando unánimemente que estaban dispuestos a contribuir con toda la energía de sus fuerzas a la obra sublime de la regeneración moral de estos Valles y que se asociaban a la idea de construir un taller que trabaje en el Rito Antiguo Escocés Aceptado y bajo los auspicios y obediencia del Gran Oriente Nacional de España.

Con arreglo al art. 37 del cuerpo de derecho masónico español acordaron levantar la presente acta por duplicado para que se remita a la gran Cámara de Ritos por estas revestido el hermano César 1º de las facultades que se expresan en el art. 38. Se acordó igualmente que esta nueva logia tome el nombre de Cartella (antiguo nombre de Cieza), y que el sello que debe usar en sus documentos sea el que al margen de detalla. No habiendo otros asuntos para tratar el hermano César 1º dio por terminada la reunión prometiendo con la actividad que le caracteriza remitir un Acta y los documentos que indica el artículo treinta y uno, suplicando al mismo tiempo al Gran Oriente remita la carta constitutiva de esta Logia.

Valle de Cieza, doce de Nissam del año 5882″.

Como mencionábamos anteriormente, la existencia de la logia masónica en Cieza tuvo una breve duración durante la cual se agruparon en las logias personajes influyentes de la sociedad ciezana. Oficialmente, se les pierde el rastro en Cieza a finales del siglo XIX y durante la etapa franquista fueron reprimidos y considerados culpables de la creación de la II República. En la actualidad, a pesar de ser apreciados por muchos como una secta, continúan con sus reuniones misteriosas en España y el resto del mundo, pero se desconoce la existencia de ciezanos en alguna de sus logias. Como curiosidad, hoy es el 135 aniversario de la creación de la logia Cartella.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario