Sanidad Pública eficiente

La asociación de usuarios de sanidad de la región de Murcia ha convocado este próximo 1 de marzo una concentración de protesta frente al hospital reina Sofía en defensa de la sanidad pública. Además, ha invitado a UPYD región de Murcia, entre otras muchas asociaciones y organizaciones, a apoyar un manifiesto en defensa de la sanidad pública puesto que <<siempre hemos estado>>. Nos hemos adherido con entusiasmo dado que es uno de los problemas críticos de nuestra comunidad y este Partido Popular paralizado que nos gobierna ni encuentra soluciones ni, desgraciadamente, es capaz de ver el origen del problema para poder solventarlo.

El manifiesto se apoya en 4 puntos fundamentales:

  1. El Sistema Nacional de Salud es un patrimonio de todos los ciudadanos
  2. Nuestro Sistema Nacional de Salud no es el problema, sino la solución.
  3. La sanidad pública debe mantener sus valores fundamentales de solidaridad, universalidad y equidad.
  4. Nuestro Servicio Murciano de Salud debe mejorar su eficiencia.

Estoy totalmente de acuerdo en todos los puntos, especialmente el segundo, el cual es la clave del problema, y también, en efecto, de la solución.

Se hace evidente que es un problema de dinero. El gobierno regional, con el presupuesto que administra posiblemente no podrá hacer maravillas; no obstante, no seré yo quien defienda su labor durante estos últimos años. Desde el estallido de la crisis todas las partidas han tenido que ser ajustadas por la reducción del presupuesto, sin embargo, debían haber aplicado recortes en cualquier sitio; había mucho donde recortar, sin tener que hacerlo en sanidad, educación o servicios sociales. Con un poco de imaginación encontramos innumerables ejemplos. Además de la falta de interés para administrar dinero ajeno con eficacia y eficiencia obteniendo así un rendimiento del presupuesto indispensable.

Como decía, es un problema económico, somos la segunda comunidad autónoma con peor financiación en relación a la media del resto de comunidades, 100 euros por habitante aproximadamente (250 millones de euros anuales), conforme a la información publicada por el ministerio de hacienda; imagínense como será con respecto a las mejor financiadas. El think tank Pluralia región publicó un informe y un foro de análisis sobre este asunto donde concluye que el problema de la infrafinanciación en realidad son varios (uno de ellos el ansia del expresidente Rodriguez Zapatero por contentar a los nacionalistas). Plantean varias ideas para solventar este problema en la próxima negociación del sistema de financiación económica. No dejan de ser interesantes pero muy difíciles de aplicar y más complicado todavía que sean satisfactorias para nuestra financiación. Siempre serán susceptibles de manipulación por intereses espurios (especialmente por la primera acepción del diccionario de la lengua española, que no castellana) y la negociación entre 18 intereses contrapuestos se antoja imposible. Es necesario un sistema claro, justo, que equipare a todos los españoles en el acceso a una sanidad de calidad.

Los españoles, como miembros de la comunidad de personas con derechos y deberes, libres e iguales, tenemos legítimo acceso a un sistema de salud acorde al nivel de riqueza global de nuestro país en conjunto. No nos engañemos, mucho tienen que cambiar las cosas para que Extremadura (o Murcia) tenga el nivel de renta de Cataluña o Madrid. ¿Eso significa que los extremeños deben tener un sistema de salud tercermundista y los madrileños poder acceder a la excelencia sanitaria? Y yendo más allá, si el nivel de riqueza de los habitantes de la capital es superior al de Navalcarnero o Leganés, ¿su hospital comarcal debe tener acceso a menos servicios? La repuesta a ambas preguntas es no. Para eso está la redistribución de la riqueza y el derecho a la protección de la salud consagrados en nuestra Constitución (artículo 40, 43 y 128, por ejemplo).

Es por ello que el partido Unión, Progreso y Democracia, desde su fundación, ha abogado por la devolución de la competencia de sanidad al estado. Disponiendo de un sistema de salud común para todos los españoles se acabarían las discriminaciones y los problemas competenciales entre comunidades, los cuales en ocasiones han causado incluso fallecimientos. ¿Puede haber algo más inconcebible que un paciente muera porque 2 comunidades no se ponen de acuerdo sobre quien debe atender al paciente? ¿O que un paciente muera en la sala de espera porque un hospital no tenga medios para su atención mientras que a 30 Km hay otro centro donde sobran recursos? Parece duro o demagógico, pero son casos reales que han sucedido recientemente en nuestro país. Nos merecemos un sistema sanitario basado en los principios de equidad, calidad, eficiencia, universalidad y participación ciudadana, y seguiremos luchando para conseguirlo, cada uno desde el ámbito y el nuestro, el de los miembros de UPYD, es el de la POLITICA. Estaremos el próximo 1 de marzo apoyando la convocatoria de los usuarios de sanidad de la región de Murcia y animamos a todo aquel que pueda que acuda a apoyar sus reivindicaciones, redunda en beneficio de todos.

 

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

One thought on “Sanidad Pública eficiente

  1. grande

    Diego, por desgracia UPyD esta en sus ultimos momentos. Una pena.

Escribir un comentario