Suspendido el partido del CD Cieza por agresión al preparador físico espartero

suspendido-partido-cieza-agresion-espartero

Un aficionado local empujó por la espalda al fisio cuando empató el conjunto mazarronero. El encuentro se suspendió por la falta de fuerzas del orden

Javier Gómez

MAZARRÓN F.C.: Peña, Carrasco, Acosta, Campoy, Nacho, Andreo, Basilio, Javi, Munuera, Diego y Salva Ballesta

CD CIEZA: Pablo, Coby, Yayu, Javi Parrralo, Kike, Valentín, Massimo, Juanjo, Omane, Michi (61′ Chopo), Rubén Rodenas y Pelé

Goles: 0-1 (44′); 1-1 (76′)

Empezaba la jornada de forma extraña por el cambio de terreno de juego debido a la resiembra de La Arboleja, lo que motivó que el CD Cieza se desplazara a Mazarrón e hizo que se invirtiera el orden de los desplazamientos entre ambos conjuntos; y acabó de forma rocambolesca con la suspensión del encuentro tras la agresión por parte de un aficionado local al preparador físico del CD Cieza.

Mucha fe había depositado el equipo espartero en su salida a Mazarrón. Quería sacudirse a toda costa el recuerdo de la manita encajada en la capital la semana pasada. Quería quitarse la espina. Y salió con muchas ganas e intensidad. Muestra de ello fue la primera tarjeta amarilla que vio Omane en el minuto 7. Poco después avisaba Ruben Ródenas de las intenciones ciezanas con un disparo que le salió desviado al killer visitante. Pero era más el empuje que el juego desplegado en tierras mazarroneras ante el conjunto local, un equipo que tampoco está para muchas alegrías futbolísticas.

El Cieza seguía apretando y la fe tuvo su premio al filo del descanso. En el 44 Pelé, uno de los veteranos de la plantilla, adelantaba a los visitantes y hacía justicia a lo visto en el césped. Acto seguido el colegiado los mandaba a la ducha. Era uno de esos goles que se denominan psicológicos. Cuando ya se masticaba el empate en el descanso, el Cieza tomaba aire y noqueaba a su rival.

En la segunda mitad el conjunto mazarronero intentó salir del shock producido por el tanto de Pelé y, poco a poco, se iba rehaciendo y llegando con más peligro al área ciezana. Una de las llegadas locales obtuvo premio y el Mazarrón consiguió el empate en el 76. Y se armó la mundial. La grada no supo comportarse y un aficionado agredió, empujando por la espalda, al fisio ciezano. A partir de entonces los nervios se pusieron a flor de piel y, lamentablemente, en el terreno de juego no habían fuerzas del orden público. Esto motivo la suspensión del encuentro para que el asunto no fuera a más.

Finalmente, hasta nueva orden federativa no se jugarán los minutos que restaron por jugarse. Mientras tanto, el equipo espartero se queda decimonoveno con 7 puntos a solo 1 del descenso directo.

 

 

 

Compartir esta noticiaShare on FacebookTweet about this on Twitter

Escribir un comentario